Ahmadineyad ordenó producir uranio enriquecido y EEUU llamó a la comunidad internacional a frenar la iniciativa

Mundo

El presidente iraní ordenó comenzar a producir combustible nuclear para un reactor de Teherán, lo que llevó a Estados Unidos y Alemania a amenazar con sanciones específicas en contra del país islámico.

El director de la Organización de Energía Atómica del país dijo que Irán comenzará a producir combustible nuclear enriquecido al 20 por ciento desde el martes, informó la televisión estatal.

"Le entregaremos una carta oficial a la IAEA (Agencia Internacional de Energía Nuclear) mañana, informándole a la agencia que comenzaremos a producir combustible enriquecido un 20 por ciento a partir del martes", dijo Ali Akbar Salehi al canal de televisión estatal en árabe, al Alam.

El anuncio de Irán subió las apuestas en la disputa de Irán con Occidente, aunque Ahmadineyad precisó que las negociaciones sobre una oferta para canjear uranio bajamente enriquecido por combustible, que apuntaban disminuir los temores de Occidente de que Irán produzca una bomba atómica, aún eran posibles.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo que la respuesta de Irán, un importante exportador de petróleo que asegura que su programa nuclear apunta a generar electricidad y no bombas, era muy decepcionante.

"Si la comunidad internacional se para junta y genera presión para enfrentar al Gobierno iraní, creo que aún hay tiempo para que las sanciones y la presión funcionen", dijo Gates en una rueda de prensa en Roma.

Hay consenso internacional para evitar "más dificultades que las absolutamente necesarias" para el pueblo iraní, dijo Gates.

Alemania también recurrió a la amenaza de sanciones, mientras que Gran Bretaña dijo que los nuevos planes de Irán infringirían las resoluciones de la ONU.

"Podría ser que la presión de sanciones deba o pueda ser ajustada aquí y allá. Necesitamos considerar muy cuidadosamente el impacto que nuestras opciones podrían tener", dijo el ministro alemán de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, y agregó que debería dejar en claro a Irán que la "paciencia tiene un límite".

Irán ya ha recibido tres rondas de sanciones de Naciones Unidas. China, que tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, ha dejado en claro que quiere que las grandes potencias continúen dialogando con la república islámica en vez de imponer mayores sanciones.

Estados Unidos, China y otras grandes potencias propusieron a Irán que envíe la mayor parte de su uranio bajamente enriquecido al exterior, para recibir combustible refinado a un nivel del 20 por ciento a cambio, el que sería usado en un reactor de Teherán que produce isótopos médicos.


Sin embargo, Ahmadineyad indicó a la Organización de Energía Atómica del país que comience a producir combustible más refinado para un reactor médico de Teherán.

"Le hemos dicho (a Occidente) que hagamos un intercambio, pese a que nosotros podemos producir combustible enriquecido al 20 por ciento", dijo Ahmadineyad en un discurso por televisión, durante una ceremonia para celebrar avances en la tecnología láser de Irán.

"Les dimos de dos a tres meses para ese trato. Ellos comenzaron un juego nuevo y ahora le solicité al doctor Salehi comenzar a trabajar en la producción de combustible al 20 por ciento utilizando centrífugas", dijo Ahmadineyad. Salehi estaba en la ceremonia.

La agencia oficial de noticias IRNA citó a Salehi diciendo que Ahmadineyad le ordenó a su organismo estar alerta para iniciar la producción si las conversaciones sobre el intercambio de combustible fracasaban, diciendo que se necesitaban preparaciones.

Sin embargo, sus comentarios posteriores a al Alam sugirieron un calendario acelerado. La emisora estatal IRIB citó a Ahmadineyad diciendo que si las potencias mundiales acuerdan un intercambio de uranio son condiciones "entonces, nosotros también cooperaríamos. Estamos listos para negociar".

Irán enriquece su uranio a un nivel de un 3,5 por ciento. El uranio enriquecido puede tener tanto usos militares como civiles, pero para ser utilizado en bombas atómicas debe ser refinado a un nivel superior al 80 por ciento.

Gareth Evans, codirector de la Comisión Internacional sobre Desarme y No Proliferación Nuclear, dijo a Reuters que creía que Irán era capaz de refinar al 20 por ciento.

"No creo que haya ninguna duda realmente de que serían capaces de lograr eso (el 20 por ciento). Habría algunas dudas, supongo, sobre el tiempo que tomaría", dijo Evans.

Dejá tu comentario