La justicia rusa embargó bienes del opositor Alexéi Navalny en Moscú

Mundo

Un departamento y todas sus cuentas bancarias fueron incautadas por un juicio que ganó un multimillonario cercano a Vladímir Putin.

El líder opositor ruso Alexéi Navalny, quien recientemente fue dado de alta en Berlín donde estuvo internado por un envenenamiento con la sustancia neurotóxica Novichok, sufrió este jueves el embargo de sus bienes en Moscú.

Sus cuentas corrientes y su departamento en el distrito semicéntrico de Maryino fueron incautados por las autoridades judiciales moscovitas a raíz del juicio que ganó el oligarca Yevgeny Prigozhin, descrito como el presidente de Rusia, Vladímir Putin, como "nuestro George Soros".

Prigozhin, sancionado por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) por sus actividades relacionadas con una fábrica de trolls y la empresa de armas privada Wagner, había dicho que "arruinaría" a Alexéi Navalny si sobrevivía al envenenamiento.

El caso se remonta a principios de 2019, cuando el Fondo Anticorrupción (FBK) del principal opositor al Kremlin publicó una investigación en la que señaló a la empresa de catering Moskovsky Shkolnik era propiedad de Prigozhin y lo acusó de haber provocado una epidemia de disentería en los jardines de infantes y las escuelas de Moscú.

La empresa presentó una demanda y en octubre de 2019 el tribunal condenó a FBK a pagar 88 millones de rublos en daños (alrededor de un millón de euros al tipo de cambio actual) y Alexéi Navalny fue condenado.

En agosto pasado, se supo que el propio Prigozhin había comprado el crédito de la Moskovsky Shkolnik, es decir, de la empresa que había negado ser propietario, para tomar represalias personalmente contra Alexéi Navalny y sus asociados.

Lo cual sucedió puntualmente este jueves ya que las cuentas de FBK y del opositor ruso fueron bloqueadas en Moscú.

"En lugar de ponerse del lado de los niños, el tribunal se puso del lado de Prigozhin", comentó en Twitter la secretaria de prensa de Navalny, Kira Yarmysh.

"Como consecuencia incautaron los bienes y el departamento de una persona que estaba en coma", agregó, y precisó que aún podrá vivir en el inmueble pero no podrá "venderlo, donarlo, alquilarlo o hipotecarlo".

Prigozhin, de hecho, mientras Alexéi Navalny todavía estaba en terapia intensiva en el hospital Charité de Berlín hizo un giro bancario para financiar el tratamiento del opositor.

"Me debe mucho dinero, tiene que curarse", dijo a través de su oficina de prensa. Una fanfarronada. Lo cual la clínica alemana ignoró, rechazando la transacción, destacó la agencia ANSA.

Alexéi Navalny, quien prometió regresar a Rusia tan pronto como su salud se lo permita, por ahora permanece en Alemania, donde continúa su rehabilitación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario