Ante las cámaras y en las redes sociales, Trump no pasó desapercibido

Mundo

El año de Donald Trump en los medios no pasó para nada desapercibido. Tanto en la televisión como en las redes sociales, el presidente estadounidense suscitó polémicas por sus comentarios subidos de tono, referencias racistas y mensajes fuera de lugar. Tiene más de 46 millones de seguidores en Twitter, todo un récord, aunque se sospecha que muchos de ellos podrían ser cuentas inactivas o "usuarios fantasma".




A continuación un breve repaso de los deslices de @realDonaldTrump.


Un comentario sobre lo "conveniente" que sería el cambio climático en medio de las bajas temperaturas.




Otra de sus arremetidas contra las "noticias falsas" de los medios críticos.




"Bajo y gordo" y "pequeño hombre cohete". Algunos de los tantos comentarios despectivos al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.







Embestida a la "sobrevalorada" Meryl Streep, luego de ser criticado por la actriz.




Una puesta en escena cinematográfica para graficar el recorte de impuestos.




Hillary Clinton, uno de los blancos predilectos de sus ataques.




Un pedido para aplicar la pena de muerte a un terrorista, en directo por las redes sociales.




El apodo de "Pocahontas" a una legisladora le valió numerosos reclamos.




"Covfefe". La aparición de esa palabra en un tuit desató todo tipo de especulaciones y burlas. Finalmente, el propio Trump bromeó sobre el asunto.




En otro caso, no fue su afición por escribir sino por un retuiteo que hizo de unos videos publicados por una agrupación de ultraderechista británica, que supuestamente reflejaban el extremismo musulmán.

"¡Inmigrante musulmán golpea a un muchacho holandés en muletas!", decía el video. Sin embargo, el atacante no era un inmigrante musulmán; había nacido en Holanda y fue detenido y condenado por la golpiza. El episodio tensó las relaciones con Gran Bretaña.

Dejá tu comentario