23 de marzo 2011 - 03:39

Aumenta en Japón la radiactividad en alimentos y agua

Aumenta en Japón la radiactividad en alimentos y agua
Crece la preocupación en Japón ante nuevos registros de aumento de radiactividad en alimentos y agua corriente. El Ejecutivo nipón decidió la prohibición de venta de vegetales y leche.

En Tokio, recomiendan que los niños no beban agua, ya que el nivel de yodo supera el mínimo tolerable. En Fukushima, volvieron a evacuar a los trabajadores que se encargaban de las tareas de enfriamiento, luego de un nuevo aumento de temperatura y un escape de humo negro del reactor 3.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, prohibió a dos prefecturas cercanas a la central de nuclear la venta de vegetales y leche sin pasteurizar. Las autoridades detectaron altos niveles de radiactividad en 11 tipos de productos agrícolas procedentes de la prefectura de Fukushima, entre ellos en brocoli y repollo. El Ministerio detectó además yodo radiactivo en perejil y leche sin tratar en la prefectura de Ibaraki.

Por otro lado, un portavoz de la prefectura de Tokio dijo que se detectó en el agua del grifo un nivel de 210 becquereles de yodo radiactivo 131 por litro. Antes, se había registrado en cinco localidades de la prefectura de Fukushima un nivel de yodo radiactivo demasiado alto para bebés. Según la emisora televisiva NHK, el nivel máximo permitido de yodo 131 para bebés es de 100 becquereles por litro de agua. Para niños mayores y adultos, el nivel máximo es de 300 becquereles.

Por otra parte, todos los trabajadores que se encontraban en la central nuclear Fukushima, intentando enfriar las instalaciones de los reactores 1 al 4, fueron evacuados al aumentar nuevamente la temperatura y salir humo negro desde el reactor 3. Según la agencia de noticias Kyodo y a la televisora NHK, todos los trabajadores tuvieron que abandonar el perímetro de la central nuclear.

Además, una nueva intervención de los bomberos que estaba programada para intentar enfriar desde el exterior el reactor 3, fue suspendida preventivamente.

En tanto, Tepco, la empresa operadora de la central de Fukushima, pidió créditos por 1,5 billones de yenes (18.500 millones de dólares) a los principales bancos del país. La suma le debería ser entregada antes de fin de mes, de modo tal de que la compañía pueda afrontar las consecuencias de los accidentes registrados en la central nuclear. Se especula con que el crédito a corto plazo podría ampliarse a los 2 billones de yenes. Como potencial proveedor del dinero, la agencia de noticias Kyodo nombró al Instituto Sumitomo Misui

La cifra de muertos identificados tras el terremoto y posterior tsunami que afectaron a Japón el 11 de marzo ascendió a 9.523. Además, siguen desaparecidas 16.094 personas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar