Brasil: en medio de la crisis, crece la posibilidad de una intervención de la capital

Mundo

El juez Marco Aurelio Mello, del Supremo Tribunal Federal de Brasil, afirmó que crece la posibilidad de intervención federal de Brasilia, cuyo gobernador, acusado de corrupción, renunció el martes.   

La salida del gobernador interino, Paulo Octavio, "sin ninguna duda aumenta la posibilidad de intervención federal" de Brasilia, afirmó el magistrado.   

El gobernador en ejercicio Octavio presentó el martes su renuncia, tras 12 días en el cargo, en otro capítulo de la crisis política del Distrito Federal, iniciado hace 3 meses cuando se divulgaron imágenes del gobernador, Roberto Arruda, pactando sobornos.   

El Supremo Tribunal Federal analizará el jueves un pedido de habeas corpus de Arruda, y se espera que luego evalúe la intervención de Brasilia.   

La caída de Octavio "se sumará a otros factores que se analizarán cuando se trate la intervención", declaró Mello a una radio local.   

El diario Folha de Sao Paulo publicó que tanto el Poder Ejecutivo como el Supremo Tribunal Federal están "articulando" los pasos para la intervención de Brasilia.   

El partido Demócratas, al que pertenecían Arruda y Octavio, puede ver su imagen afectada a menos de ocho meses de las elecciones presidenciales.   

Demócratas conforma un frente opositor al gobierno del presidente Lula da Silva, junto al Partido de la Socialdemocracia Brasileña.   

El titular de Demócratas, Rodrigo Maia, declaró que pese al escándalo en Brasilia, su agrupación nominará al candidato a vicepresidente en la coalición liderada por los socialdemócratas.   

El desprestigio de Demócratas puede agravarse si el gobierno de Lula da Silva interviene Brasilia.   

El procurador general de la República, Roberto Gurgel, acusó a Roberto Arruda y Paulo Octavio, de integrar una asociación ilícita que utilizó el gobierno de Brasilia para enriquecerse.   

La salida de Octavio y la prisión de Arruda no resolvieron la crisis, según Gurgel.   

"La crisis continúa, y continúo convencido de que no hay otra alternativa que la intervención federal", declaró el procurador, para quien el Poder Legislativo también está bajo sospecha de irregularidades.   

En tanto, el nuevo gobernador brasilense, el diputado Wilson Lima, dijo que no es necesaria la intervención federal.   

Lima, aliado del gobernador licenciado Arruda, es uno de los 19 diputados estaduales acusados de recibir sobornos para aprobar una ley de zonificación que permitió construir edificios en regiones donde antes estaba prohibido hacerlo. 

Dejá tu comentario