Brasil: recelo sobre plan nuclear

Mundo

Brasilia (ANSA) - La organización ambientalista Greenpeace acusó ayer al gobierno brasileño de planear la fabricación de una bomba atómica, y dijo que el «primer paso» en ese sentido será construir una central nuclear.

«Hay total relación entre el programa de la bomba atómica y la licencia ambiental que se liberó el miércoles para la construcción de la usina Angra III», afirmó Sergio Leitao, de Greenpeace. El Ministerio de Medio Ambiente autorizó, con restricciones, la edificación de Angra III, en el interior de Rio de Janeiro, una obra detenida desde 1984.

«Angra III es un paso hacia el proyecto de la bomba. El gobierno ya empezó a utilizar un discurso seductor propiciando la bomba», denunció el director de Greenpeace en Brasil.

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva rechazó que aspire a contar con armamento atómico, argumentando que Angra III, así como las otras usinas que se construirán en los próximos años, son proyectos dentro de una política de uso pacífico de la energía nuclear.

«Quien diga que hay energía nuclear para la paz y otra para la guerra no está respetando la verdad», refutó Leitao. «Cuando se haya terminado Angra III, Brasil precisará enriquecer grandes cantidades de uranio y habrá saltado de escala de producción, es lo que se necesita para comenzar el camino de la bomba», aseguró.

Dejá tu comentario