Brasil: se debilita el liberal Guedes y el ala militar presiona para aumentar más el gasto

Mundo

Renunciaron dos secretarios de su Ministerio de Economía. El jefe de Gabinete, el general Braga Netto, busca imponer una agenda de inversiones públicas, en las antípodas de los planes del funcionario.

Brasilia - El ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes quedó en la cuerda floja tras la renuncia de dos secretarios que fustigaron la demora en las privatizaciones.

En una conferencia de prensa Guedes dijo que Salim Mattar, secretario dedicado a privatizaciones, y Paulo Uebel, secretario encargado de la reforma de la administración pública, renunciaron por su frustración ante la lentitud de los procesos que les fueron encargados.

“Hoy hubo una estampida”, reconoció el ministro, que con estas bajas ya ha perdido ocho altos integrantes de su equipo ministerial desde que asumió la conducción de la principal economía latinoamericana en enero de 2019, con la llegada al poder del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Guedes, un poderoso integrante del gabinete que es conocido por su defensa del libre mercado y a quien se considera el arquitecto de la agenda liberal de Bolsonaro, se encuentra en medio de una batalla para redirigir el país hacia una agenda de austeridad y privatizaciones.

Ese proceso se le ha dificultado por la crisis sanitaria que castiga al país, el segundo más afectado del mundo por la pandemia de covid-19, y que ha obligado al gobierno a realizar gastos de emergencia durante meses.

Guedes se comprometió a retomar su agenda y encarrilarla, comenzando por una resistencia a la presión política para quitar el tope al gasto fiscal.

"El Estado está hinchado y debe deshacerse de sus empresas deficitarias, así como de aquellas que pueden ser mejor administradas por el sector privado”, escribió Bolsonaro en sus redes sociales.

Sin embargo, la salida de los dos secretarios profundizó tensiones en el interior del Gobierno. Bolsonaro asumió su gobierno bajo la promesa de desestatizar una gran cantidad de empresas públicas, pero hasta ahora prácticamente ninguna logró venderse a manos privadas.

La deuda nacional, en tanto, creció de un 75,8% del PBI en diciembre a un porcentaje récord de 85,5% del PIB en junio, y se espera que alcance el 100% del PBI sobre finales de este año.

Bolsonaro hasta ahora ha respaldado públicamente a Guedes, despejando rumores que sugerían la remoción del ministro.

El aparente debilitamiento de Guedes puede fortalecer al general Walter Souza Braga Netto, ministro de la Casa Civil, que impulsa el programa de inversiones públicas Pro Brasil.

Según el diario O Globo hay una “fractura” dentro del gobierno del presidente, Jair Bolsonaro, con el ministro Guedes de un lado y el general Braga Netto del otro.

Fuentes del “ala militar” del gobierno expresaron su descontento con Guedes al frente de Economía y sus declaraciones recientes cuando dijo que Bolsonaro puede ser objeto de un “impeachment” si viola el techo de gastos públicos, publicó ayer el diario Folha de San Pablo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario