Cae a su nivel más bajo la aprobación al gobierno de Lula

Mundo

Brasilia (ANSA, Reuters) - Muchos brasileños han comenzado a perder las esperanzas que depositaron en el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, al punto que su gobierno tiene hoy el menor nivel de popularidad desde que asumió, en enero de 2003. Además, si los comicios presidenciales fueran hoy, el mandatario no obtendría la reelección, según una encuesta divulgada ayer en Brasilia.

La valoración positiva del gobierno cayó de 34,6% en mayo a 29,4% en junio, mientras la negativa subió de 20% a 24,1%, según la encuesta elaborada por la consultora Sensus para la Confederación Nacional del Transporte (CNT).

La evaluación del desempeño personal del presidente Lula también cayó. Quienes aprueban su figura pasaron de 60,2% a 54,1%, mientras que el nivel de quienes la rechazan aumentó de 32,4% a 37,6%.

• El comienzo

Cuando asumió, el gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) tenía una valoración positiva de 56,6%, mientras que la evaluación personal positiva de Lula era de 83,6%.

Según la encuesta, 59,8% de los brasileños cree que el gobierno ha hecho «menos de lo que hubiera podido», mientras 16,4% cree que el gobierno hizo «más de lo que hubiera podido».

«Cuando un gobierno genera mucha expectativa, la decepción por el no cumplimiento de las promesas de campaña es mucho más acentuada», dijo
Clesio Andrade, presidente de la CNT.

«La gente está viendo un marasmo en el gobierno, está perdiendo la esperanza en Lula», agregó Andrade, quien además es vicegobernador del estado de Minas Gerais y militante del Partido Liberal, aliado de Lula.

La encuesta fue realizada entre el 15 y el 17 de junio en 195 municipios de 24 estados del país. Fueron consultadas 2.000 personas, y el margen de error es de más/menos tres puntos porcentuales.

La pesquisa, que detectó que el desempleo es el mayor problema del país, realizó también una simulación de elecciones, que reveló que Lula, pese a que supera a todos sus eventuales contendientes, hoy no sería reelecto en una segunda vuelta, ya que el índice de rechazo hacia su figura es muy alto.

Según la encuesta, los brasileños que hoy no votarían por Lula bajo ninguna circunstancia suman 47,6%. En octubre de 2002, antes del primer turno de las elecciones presidenciales de ese momento, ese índice era de 28,5%.

Si hoy hubiera elecciones presidenciales, Lula obtendría 28,5%, y su más inmediato rival sería su antecesor,
Fernando Henrique Cardoso, que lograría 16,6%. Sin embargo, éste ha dicho varias veces que no volverá a ser candidato.

Dejá tu comentario