El clima extremo convierte en tragedia una ultramaratón en China: al menos 21 muertos

Mundo

En total participaron 172 personas que fueron sorprendidas por granizo, bajas temperaturas y fuertes vientos en una zona de altitud. Se movilizaron 1.200 rescatistas.

Al menos 21 personas murieron a causa del frío extremo durante una ultramaratón en la provincia china de Gansu, lo que provocó el domingo la indignación de la población por la falta de planes de contingencia en la prueba.

La carrera de 100 kilómetros comenzó el sábado en una zona situada en un recodo del río Amarillo, conocida por sus escarpados acantilados y columnas de roca. La ruta llevaría a los corredores a través de cañones y colinas en una meseta árida a una altura de más de 1.000 metros.

Embed

La carrera comenzó a las 09.00 hora local con corredores vestidos con camisetas y pantalones cortos bajo un cielo nublado, según fotografías publicadas en redes sociales.

Alrededor del mediodía del sábado, una sección de la carrera se vio afectada por granizo, lluvia helada y vendavales que hicieron que las temperaturas cayeran en picada en esa región de China, dijeron funcionarios de la localidad de Baiyin en una sesión informativa el domingo.

"La lluvia era cada vez más fuerte", comentó Mao Shuzhi, que en ese momento llevaba unos 24 kms de carrera. Temblando de frío, se dio la vuelta antes de la sección de gran altitud, debido a las malas experiencias anteriores con la hipotermia.

"Al principio sentí un poco de arrepentimiento, pensando que podría haber sido un chaparrón pasajero, pero cuando más tarde vi los fuertes vientos y las lluvias a través de la ventana de mi habitación de hotel, me sentí bien de haber tomado la decisión", dijo Mao a Reuters.

Embed

Debido al cambio de clima se puso en marcha un enorme esfuerzo de rescate, con el envío de más de 1.200 personas ayudadas por drones de imagen térmica, detectores de radar y equipos de demolición, según la prensa local.

Un desprendimiento de tierras provocado por el mal tiempo también dificultó las labores de rescate, dijeron las autoridades de Baiyin, a unos 1.000 km al oeste de Pekín.

Un total de 172 personas participaron en la carrera. Hasta el domingo se había confirmado que 151 participantes estaban a salvo. El último corredor desaparecido fue encontrado muerto en la mañana del domingo, lo que elevó a 21 el número de decesos, informó la prensa estatal china.

Las muertes provocaron la indignación del público en las redes sociales chinas, con la ira dirigida principalmente al gobierno de Baiyin y el descontento por la falta de planes de contingencia.

"¿Por qué el gobierno no leyó el pronóstico meteorológico y no hizo una evaluación de riesgos?", escribió una persona. "Esto es una calamidad provocada por el hombre. Aunque el clima haya tenido un cambio inesperado, ¿dónde estaban los planes de contingencia?".

Temas

Dejá tu comentario