Conferencia internacional en Roma buscará un alto el fuego

Mundo

Jerusalén y Roma (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, concluyó ayer su viaje a la Autoridad Palestina e Israel, donde afirmó que debe cesar la violencia en Oriente Medio, pero cualquier acuerdo que se alcance deberá tener garantías a largo plazo. La funcionaria partió de inmediato a Roma, lugar en el que se realizará hoy una esperada conferencia internacional sobre el Líbano para encontrar una solución a la crisis.

Rice llegó el lunes a la zona para examinar la posibilidad de un alto el fuego entre Israel y la guerrilla chiita pro iraní Hizbollah, así como en Gaza, para lo cual se entrevistó también con el presidente palestino Mahmud Abbas (Abu Mazen), en Ramallah.

«Hay que terminar con la violencia. Nuestro corazón está con el pueblo israelí, que sufre ataques terroristas y el lanzamiento de cohetes; estos medios no son aceptables en una sociedad civilizada», afirmó la jefa de la diplomacia estadounidense al ser recibida por el primer ministro israelí, Ehud Olmert.

Rice recalcó que la región no puede volver a una situación en la que se disparan cohetes contra Israel, en alusión a los proyectiles de Hizbollah, en el norte, y a los Al-Qassam de Hamas, en el sur. «No tengo la intención de regresar aquí dentro de otras tres semanas, tres meses o seis meses; hay que lograr un acuerdo a largo plazo», manifestó la secretaria de Estado.

A ese respecto, Rice coincidió con Olmert en que cualquier solución debe pasar por la aplicación de la Resolución 1559 del Consejo de Seguridad de la ONU, que exhorta al desarme de las milicias en el Líbano y el despliegue del ejército regular en la frontera con Israel.

Olmert subrayó que «15% de la población israelí está en los refugios desde hace 14 días y sufre una ofensiva brutal por parte de la organización Hizbollah». Agregó que el ejército israelí «seguirá luchando y no dudará en emplear los medios necesarios, por duros que sean, contra todo aquel que amenace a Israel».

El lunes a la noche, en una entrevista con su colega israelí, Tzipi Livni, Rice indicó que no ha dado ningún plazo a Israel para poner fin a su ofensiva militar porque «el alto el fuego en sí no es el objetivo».

  • Pedido

    El presidente Abbas pidió, por su parte, «el cese inmediato» de los ataques de Israel contra Gaza y el Líbano. Indicó que «la violencia es el resultado natural de la ausencia de paz en la región», y, por ello, abundó, «se han de hacer todos los esfuerzos posibles para conseguir la paz».

    El mandatario destacó que continúa con sus esfuerzos para lograr la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado en Gaza desde el pasado 25 de junio por milicianos del grupo islámico Hamas (al frente del gabinete palestino), pero recalcó que «Israel debe parar el sufrimiento del pueblo palestino». «Pedimos a la señora Rice que haga todos los esfuerzos para frenar esta situación», declaró.

    La gira, que Rice comenzó con una visita no anunciada a Beirut, antecede a la conferencia internacional que mantendrá hoy en Roma el llamado «Grupo del Líbano», integrado por Francia, Reino Unido, Italia, Unión Europea, Estados Unidos, Egipto y el Banco Mundial.

    Asimismo, a la reunión de Roma también está prevista la asistencia del secretario general de la ONU, Kofi Annan y delegaciones de Líbano, Arabia Saudita, Canadá, Chipre, Alemania, Jordania, Grecia, Rusia, España y Turquía, además del Vaticano, que fue invitado en condición de observador.

    El objetivo del encuentro es, por un lado, buscar soluciones a la crisis humanitaria en el Líbano y, por otro, una fórmula de acuerdo para proponerla a las partes. Italia afirmó a través de su premier, Romano Prodi, que «el primer objetivo» de la conferencia es la obtención de un alto el fuego, junto a la apertura de un corredor humanitario y una fuerza de seguridad bajo control de la ONU. La Unión Europea (UE) indicó que confía en que de la Conferencia saldrá un «proceso global» para un alto el fuego entre el Líbano e Israel.

    De la misma manera, el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Abdulillah al-Jatib, dijo que su país, junto a Egipto y Arabia Saudita -que donó 1.500 millones de dólares al Líbano para su reconstrucción-, propondrán una iniciativa para un alto el fuego inmediato.
  • Dejá tu comentario