Covid-19: denuncian supuestos médicos falsos en México

Mundo

Según el parlamentario, el gobierno de López Obrador y el de Claudia Sheinbaum orquestó con las autoridades cubanas un fraude de u$s13 millones al presupuesto de salud.

El opositor Partido Acción Nacional (PAN) denunció que el gobierno de México contrató a "médicos cubanos falsos" para reforzar la principal trinchera de combate a la pandemia del Covid-19.

La bancada del PAN en el Senado denunció que se trata de un "presunto caso de corrupción" al que bautizó como "Cubagate", indicando que autoridades federales y de la Ciudad de México trajeron al país a facultativos para que colaboraran en el sistema de salud, sin exigirles un título.

El jefe del grupo parlamentario panista, Julen Rementería, el mismo que estuvo involucrado en un escándalo reciente cuando apareció con varios colegas firmando un manifiesto con el líder del conservador partido Vox de España Abascal Santiago Abascal, repudiando el comunismo, ahora cobró notoriedad para destapar este caso.

"No hay una sola evidencia de que los 585 cubanos que el gobierno federal y el de la Ciudad de México trajeron a nuestro país para que se sumaran a la atención de la contingencia sanitaria ocasionada por el covid-19 cuenten con título profesional", señaló Rementería.

El legislador dijo que la revelación se apoya en una investigación que duró seis meses, y se apoya en documentos oficiales emitidos por dependencias e instituciones de los propios gobiernos bajo las riendas del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda), así como órganos autónomos de arbitraje médico.

Por su parte, el ministerio del Bienestar fue el responsable de canalizar recursos de las arcas públicas para contratar a los médicos. Mientras que el ministerio de Salud de Cuba se comprometió a garantizar que el personal enviado a México contaba con "total capacidad y experiencia".

"Según ellos, dicen contar con la documentación que acredita como profesionales al personal que envía a nuestro país", añadió.

Los más de 500 médicos fueron canalizados a hospitales públicos del gobierno de la capital, del ministerio de la Defensa y Marina y de los dos principales organismos de seguridad social del gobierno federal.

El senador del PAN dijo que a través de pedidos de desclasificación de información gubernamental se solicitó a las dos principales entidades de seguridad social del país datos de los médicos cubanos, entre ellos salarios y copias de sus títulos, así como acreditación de su profesión en México, pero la respuesta fue negativa.

Además, el Partido consultó al Instituto Nacional de Migración (INM) y a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) pero dijeron no contar con ninguna información o no ser de su competencia.

Organizaciones médicas, por su parte, protestaron por la presencia de los trabajadores sanitarios cubanos y denunciaron que no contaban con la debida preparación y gozaban de privilegios.

Dejá tu comentario