2 de diciembre 2008 - 00:00

Crisis política en Tailandia: Justicia disuelve el Gobierno

El primer ministro Somchai Wongsawat.
El primer ministro Somchai Wongsawat.
La Corte Constitucional tailandesa ordenó hoy la disolución de los dos principales partidos de gobierno y la interdicción de sus dirigentes, comenzando por el primer ministro, Somchai Wongsaway, por un período de cinco años, por culpabilidad en fraudes electorales en diciembre de 2007.    

Wongsawat aceptó las dos sentencias de la Corte, que ordenaron la disolución del Partido del Poder del Pueblo (PPP), al que pertenece el premier y el mayor de Tailandia, y del Chart Thai, el segundo de la coalición de gobierno.   

Las dos sentencias de la Corte Constitucional, sin embargo, no implican necesariamente que se realicen elecciones anticipadas, pues varios dirigentes del PPP no incluidos en la interdicción ya anunciaron la formación de un nuevo partido político, el Puea Thai, y la elección de un primer ministro el 8 de diciembre próximo.    

"Mi deber finalizó. Ahora soy un simple ciudadanos", dijo Somchai, de 61 años, que desde hace una semana se había retirado a su feudo electoral de Chiang Mai, 700 kilómetros al norte de Bangkok, a causa de las manifestaciones contrariasa su gobierno.

"Pero este veredicto es inesperado. En el pasado hice lo mejor que pude, no para mí sino para la nación", destacó Somchai.   

Miembros de su partido, por su parte, anunciaron la creación de una nueva formación política.    

"Nos inscribiremos todos en un nuevo partido y pensamos elegir un nuevo primer ministro el 8 de diciembre", anunció un vocero del PPP, Jatuporn Prompan, a medios internacionales de prensa.   

Desde agosto pasado, Tailandia se encontraba en una grave crisis política, durante la cual miles de militantes de la coalición opositora, la Alianza del Pueblo para la democracia (PAD) exigían la disolución del gobierno de Somchai.   

Los manifestantes opositores ocuparon desde el 26 de agosto pasado varios edificios del gobierno, el 25 de noviembre tomaron el aeropuerto internacional de Bangkok y al día siguiente el de vuelos domésticos de la capital.    

La toma de los dos aeropuertos aeropuertos principales del país bloqueó desde la semana pasada a numerosos viajeros, entre ellos miles de turistas extranjeros.        

Dejá tu comentario

Te puede interesar