Detienen a uno de los jefes narcos más buscados de México

Mundo

La Marina de México capturó al jefe máximo del cartel del Golfo, Jorge Eduardo "El Coss" Costilla, en la que sería una importante victoria en la campaña del presidente Felipe Calderón contra el crimen organizado.

Un funcionario de seguridad del Gobierno dijo que Costilla, de 41 años, fue detenido en Tampico en el noreste de México, donde el cartel está activo, sin oponer resistencia. El Departamento de Estado de Estados Unidos ofrecía una recompensa de hasta cinco millones de dólares por su captura.

El cartel del Golfo fue uno de los grupos criminales más poderosos del país, pero en años recientes se vio debilitado por la cruenta guerra territorial contra su otrora brazo armado Los Zetas.

La semana pasada, la Marina capturó a Mario "El Gordo" Cárdenas Guillén, hermano del líder histórico del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, detenido en el 2003 y extraditado a Estados Unidos en el 2007.

El arresto podría tener implicaciones políticas ya que importantes funcionarios en el bastión del cártel de Tamaulipas han sido acusados de recibir dinero de los narcotraficantes locales.

"Todos estos políticos que estaban recibiendo dinero de parte del Cartel del Golfo deberían de estar muy preocupados ahora porque esta información va a salir o en México o en Estados Unidos", dijo Alberto Islas, un experto en seguridad de la consultoría Risk Evaluation, tras conocer sobre la captura de Costilla.

Costilla ocupa un lugar destacado en una lista de 37 capos buscados que el Gobierno mexicano publicó en el 2009. Más de 20 en esa lista han sido capturados o han muerto.

Sin embargo, la Marina mexicana ha errado en anuncios anteriores, diciendo en junio que había capturado a un hijo del hombre más buscado de México Joaquín "El Chapo" Guzmán, sólo para admitir más tarde que no lo tenía.

Islas dijo que espera que Costilla sea extraditado a Estados Unidos, y que su testimonio podría resultar perjudicial para los funcionarios de Tamaulipas y el vecino estado de Veracruz, que también ha sido afectado por acusaciones de corrupción.

Costilla se habría hecho cargo de las operaciones diarias del cártel después de que su ex jefe Osiel Cárdenas fue detenido en el 2003.

La agencia estadounidense dijo que en el 2002 se emitió una orden federal para el arresto Costilla en Texas, acusado de delitos relacionados con drogas, amenazar con agredir y asesinar a agentes federales y lavado de dinero.

Con la aparente captura de Costilla, el cartel parece cada vez más débil, y las sangrientas guerras territoriales por el control de la frontera noreste con Texas ahora se intensificarían. "Habrá un aumento de la violencia ahí", dijo Islas.

El escenario ahora está listo para que se incrementen las hostilidades en la región entre las dos bandas mexicanas más poderosas, el Cártel de Sinaloa de Guzmán y los Zetas.

Dejá tu comentario