¿El súper dólar encontró su kriptonita?

Mundo

Tras llegar a su máximo en 20 años, el dólar en el mundo retrocede ante el aumento de la confianza de los mercados. Ganan terreno otras monedas.

El dólar retrocedía el martes por tercer día consecutivo, ya que un aumento de la confianza en los mercados mundiales animaba a los inversores a recortar las apuestas en la moneda de refugio seguro, que alcanzó un máximo de dos décadas la semana pasada.

Un comentario de tono agresivo del jefe del banco central holandés, Klaas Knot, contribuyó a que el euro volviera a superar los 1,05 dólares por primera vez desde el jueves, alejando los temores de que la moneda común se encaminara hacia una inminente paridad con el dólar.

Knot dijo que el Banco Central Europeo no sólo iba a subir la tasa de interés en 25 puntos básicos en julio, sino que también estaba dispuesto a considerar una subida mayor si la inflación resultaba ser más alta de lo esperado.

Tras estos comentarios, el euro no tardó en duplicar sus ganancias hasta el 0,8%, situándose en 1,0527 dólares.

La divisa ya se había beneficiado de las declaraciones del lunes de François Villeroy de Galhau, responsable de la política monetaria del BCE, en las que afirmaba que un euro débil podría amenazar la estabilidad de los precios en el bloque monetario.

El temor a que la escalada de las tensiones con Rusia provoque un embargo de gas, una recesión en la zona euro e impida que el BCE suba las tasas de interés, ha lastrado las perspectivas de la moneda común.

La libra esterlina también aprovechó la debilidad del dólar para volver a tocar su nivel más alto desde el 5 de mayo, después de que los sólidos datos del mercado laboral reforzaron las expectativas de que el Banco de Inglaterra siga subiendo las tasas para luchar contra la inflación.

El yuan chino ganaba un 0,68% tras una fuerte caída que le ha hecho perder cerca de un 7% desde mediados de abril.

A pesar de toda la presión a corto plazo, se espera que la fortaleza del billete verde siga siendo una fuerza impulsora en 2022, a medida que la Reserva Federal de Estados Unidos implementa un nuevo ciclo de endurecimiento monetario.

El mercado observará de cerca las intervenciones de las autoridades de la Fed del martes, incluido el presidente Jerome Powell a las 1800 GMT, en busca de cualquier pista sobre si las expectativas de tasas a corto plazo podrían ser aún más agresivas.

El respiro de la divisa estadounidense hizo que el índice dólar bajara un 0,62%, a 103,52, cerca de un 1,5% por debajo del máximo de dos décadas alcanzado la semana pasada, 105,010.

Por Julien Ponthus, de agencia Reuters

Temas

Dejá tu comentario