EE.UU.: la Cámara baja votó crear muro en frontera sur

Mundo

Washington (AFP, EFE, Reuters) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer por amplia mayoría un proyecto de ley del Partido Republicano que establece la construcción de un muro de 1.200 kilómetros en la frontera con México. La votación provocó un fuerte rechazo de México y de la comunidad latina, que es la primera minoría de EE.UU.

El canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, calificó de «desafortunado» el proyecto de ley que recibió media sanción.

El texto fue aprobado con 283 votos a favor y 138 en contra, una semana después de que fracasó la discusión de una reforma migratoria en el Congreso y a menos de dos meses de las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos.

El proyecto pasa ahora al Senado, donde muchos republicanos -divididos sobre el asunto- ya habían aprobado en mayo una reforma que incluía un plan de trabajadores temporales y una vía de legalización para la población clandestina, lo que había recibido el visto bueno del presidente George W. Bush. La norma votada ayer promueve la construcción de un vallado doble en una extensión de 1.200 kilómetros de la frontera sur, que separa Estados Unidos de México y principal área de entrada de migrantes ilegales al país.

«La Secure Fence Act (ley de vallado seguro en inglés) fortalecería el control operativo de todas las fronteras y puertos a través de barreras físicas adicionales y vallados, y un mejor uso de tecnología de punta y vigilancia a lo largo de la fronterasur», dijo el líder de la mayoría republicana en la Cámara baja, John Boehner.

Antes de la votación definitiva, la oposición demócrata recurrió a una maniobra parlamentaria para devolver la medida al Comité de Seguridad Nacional, con la esperanza de ganar tiempo y más apoyo a una reforma migratoria integral. Pero esa moción fue derrotada, por 193 contra 224 votos,gracias a la unidad del voto republicano en torno a la medida presentada por Peter King.

La medida incorpora la mayoría de los elementos del proyecto de ley del republicano James Sensenbrenner, que fue aprobado por la Cámara de Representantes en diciembre pasado, con 260 votos a favor y 159 en contra.

Esa versión tenía que ser armonizada con la que aprobó el Senado en mayo. No obstante, debido a una pugna partidista, los legisladores nunca programaron esa actividad y los republicanos volvieron a insistir en una ley migratoria centrada en el control de las fronteras.

Proyectos como éste «no van a hacer nada para parar el flujo de indocumentados que entran en Estados Unidos», dijo Flavia Jiménez, analista de políticas migratorias del Consejo Nacional de la Raza, organización que apunta a mejorar las condiciones de vida de la comunidad hispana.

Estas iniciativas «van a incrementar la criminalidad» porque los inmigrantes ilegales van a recurrir aun más a « contratar 'coyotes' (traficantes de personas)» para cruzar la frontera, sostuvo.

Dejá tu comentario