El Baradei declara que OIEA halló rastro de uranio enriquecido

Mundo

Los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) hallaron "huellas de uranio altamente enriquecido" en la base iraní de Natanz, situada a unos 300 kilómetros al sur de Teherán, según el director general de esa organización, el egipcio Mohamed El Baradei.

En una entrevista que publicará el semanario alemán "Stern" en su próxima edición, El Baradei señala: "Natanz es el punto crítico de nuestros controles".

"Nos intranquiliza mucho. Si resultara que Irán no quiere utilizar su programa atómico para fines pacíficos, el asunto podría tener consecuencias terribles", añade.

Sus interlocutores iraníes le explicaron respecto al hallazgo que la sustancia se encontró en "máquinas que ya estaban contaminadas cuando fueron enviadas a Irán", agrega el jefe de los inspectores de la ONU, quien manifiesta que se el OIEA está examinando si eso es verdad y subraya que "Irán debe ponerlo todo sobre la mesa".

La IAEA presentará esta semana un informe sobre el programa nuclear iraní.

En la entrevista con "Stern", El Baradei expresa su preocupación ante el hecho de que "las armas atómicas son más deseadas que nunca" y que "hoy ya se discute seriamente sobre si se pueden usar armas atómicas".

El Baradei critica la posición de Estados Unidos respecto al futuro de ese tipo de armamento a tenor de sus investigaciones en torno a las llamadas "minibombas" nucleares.

"Aquí se está midiendo con doble rasero. El Gobierno de EEUU exige a otros estados que no se hagan con armas atómicas. Por otra parte, perfecciona su propio arsenal. Creo que eso no se corresponde con los tratados que ha firmado", apunta.

Respecto a Corea del Norte, El Baradei opina que ese país "representa la mayor amenaza" con ese tipo de arsenal, pues "nadie sabe aún exactamente si ya posee la bomba atómica".

No obstante, "sabemos que posee plutonio capaz de ser usado en armas. Con ello, puede fabricar bombas atómicas en pocos meses", matiza y acusa al régimen de Pyongyang de practicar una política de "chantaje nuclear".

Sin embargo, "contra Irak se hizo una guerra por supuestas armas de destrucción masiva, pero con Corea del Norte hay conversaciones por su programa nuclear", concluye.

 

Dejá tu comentario