El hermano de Lula cobraba por favores que no cumplía

Mundo

Rio de Janeiro (EFE, LF) - El escándalo que involucra a Genival Inácio da Silva, hermano mayor del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dio ayer un giro al revelarse que el primero pedía dinero a empresarios vinculados al juego ilegal a cambio de favores políticos que, finalmente, no podía satisfacer, según fuentes policiales citadas ayer por los diarios «O Globo» y «Folha de Sao Paulo».

El jubilado, conocido como «Vavá», pedía sumas de entre 2.000 y 3.000 reales (entre 1.000 y 1.500 dólares) para supuestamente hacer gestiones ante el gobierno en favor de los empresarios, según las versiones periodísticas.

«El no llegaba a atender las peticiones (de los empresarios) y ni siquiera las encaminaba. Pero, de cualquier forma, como hermano del presidente de la República, pedía dinero con el pretexto de influir políticamente en favor de acciones criminales. Eso es un crimen», dijo un comisario de la Policía Federal que no quiso ser identificado en declaraciones al carioca «O Globo».

La residencia de «Vavá» fue allanada el lunes pasado como parte de una operación de la Policía Federal contra las mafias del juego ilegal, lo que desató un nuevo escándalo en Brasil. El hermano de Lula, de 66 años, llegó a ser declarado sospechoso de los delitos de tráfico de influencias y explotación de prestigio por la Policía Federal.

  • Allanamiento

    Pese a la petición de la policía para que fuera expedida una orden de captura en su contra, la Justicia se abstuvo de determinar la detención del hermano del presidente y apenas emitió una orden de allanamiento a su residencia.

    Según las fuentes consultadas por «O Globo» y «Folha de Sao Paulo», la policía grabó con autorización de la Justicia varias conversaciones telefónicas en las que «Vavá» ofrece ayuda a los empresarios de bingos. Dicha actividad nunca llegó a ser totalmente reglamentada en el país y la Justicia terminó prohibiéndola.

    Las mismas fuentes dijeron que una de las personas detenidas en la llamada Operación Jaque Mate se acogió al beneficio de la delación premiada y dijo que el hermano del presidente le pedía dinero al empresario Nilton Cezar Servo, considerado como el líder de la mafia del juego ilegal.

    Servo tiene vínculos de amistad tanto con Lula como con «Vavá» y con Darío Morelli Filho, compadre del presidente de la República, que fue arrestado el lunes durante la operación.

    La orden de allanamiento en la casa de «Vavá» fue expedida por el juez quinto federal del estado de Mato Grosso do Sul en el marco de la Operación Jaque Mate, que el lunes desarticuló seis diferentes organizaciones criminales con la captura de unas 80 personas, entre ellas 13 policías.

    La operación estaba destinada a golpear a bandas que introducen equipos para juegos ilegales como tragamonedas y que los explotan, así como a una poderosa banda de narcotraficantes que actuaba en Mato Grosso do Sul y que contaba con el apoyo de policías corruptos.

    Morelli Filho, uno de cuyos hijos es ahijado de Lula, fue detenido en la operación acusado de vínculos con mafias del juego ilegal.

    En octubre de 2005, el hermano de Lula había sido acusado por un semanario brasileño de utilizar su familiaridad con el presidente para intermediar en demandas de empresarios ante organismos públicos a través de una empresa de cabildeo.

    En esa época «Vavá» reconoció que encaminaba las peticiones de los empresarios a algunas autoridades, pero alegó que no recibía nada a cambio.
  • Dejá tu comentario