El Papa advirtió sobre la pérdida de la fe en Occidente

Mundo

El Papa Benedicto XVI lamentó en su homilía de Jueves Santo el generalizado abandono de la religión en los países occidentales, diciendo que los centros del cristianismo se están alejando de la fe.

El pontífice alemán de 84 años indicó que a veces parece que Occidente se ha aburrido de su propia historia y cultura.

"¿Acaso no nos hemos convertido en un pueblo de incredulidad y de lejanía de Dios?", se preguntó durante la ceremonia en la Basílica de San Pedro.

"¿No es verdad que el Occidente, que los países centrales del cristianismo están cansados de su fe y, aburridos de su propia historia y cultura, ya no quieren conocer la fe en Jesucristo?", añadió.

Acercándose a la sexta Pascua de su pontificado, el Papa dijo que la beatificación el 1 de mayo de su antecesor, Juan Pablo II, podría ser una oportunidad para recordar a un hombre de una gran fe.

"No obstante toda la vergüenza por nuestros errores, no debemos olvidar que también hoy existen ejemplos luminosos de fe; que también hoy hay personas que, mediante su fe y su amor, dan esperanza al mundo", dijo Benedicto.

El pontífice de 84 años ha menudo ha advertido contra el progresivo secularismo que, según ha dicho, es tan malo como el fanatismo religioso.

Uno de los principales temas de su papado ha sido lo que la Iglesia llama la "reevangelización" de Europa, un intento por instar a que la gente regrese a sus raíces religiosas a pesar de vivir en sociedades secularizadas.

El líder de los 1.200 millones de católicos del mundo ha tenido una dura lucha por reconstruir la imagen de la Iglesia luego de que se reportaran escándalos por abusos a niños por parte de sacerdotes en varios países.

Muchos en el establecimiento religioso esperan que la beatificación revitalizará a la institución e incentivará a la gente a volver a la fe.

La ceremonia promete ser el mayor evento en Roma desde la muerte del carismático y popular pontífice polaco en el 2005, cuando millones de personas fueron a ver su cuerpo o asistieron a su funeral.

Funcionarios del Vaticano esperan que al menos 300.000 personas, incluyendo decenas de miles provenientes de Polonia, llegarán a la capital italiana para participar en tres días de eventos en los cuales Juan Pablo será declarado "beato", el último paso antes de la santidad.

El Papa Benedicto habló en la misa de Jueves Santo para conmemorar la fundación del sacerdocio por parte de Cristo durante la Ultima Cena, la noche anterior a su muerte.

Más tarde el Papa lavará y secará los pies de 12 hombres en otra ceremonia tradicional en conmemoración del gesto de humildad de Cristo hacia sus apóstoles.

Dejá tu comentario