El Supremo de Brasil intima a Bolsonaro y lo complica

Mundo

Brasilia - El juez Celso de Mello, del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF), dio 72 horas al presidente Jair Bolsonaro para que entregue el video de una reunión con el exministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, en la que al parecer hubo presiones para el cambio de las autoridades de la Policía Federal (PF).

Celso de Mello abrió una investigación respecto del presunto interés de Bolsonaro en ejercer influencia sobre la PF de Río de Janeiro, donde hay una serie de procesos que salpican a los hijos del mandatario, entre ellos uno por lavado de dinero contra el senador Flávio Bolsonaro.

A raíz de tales presiones Moro, exjuez de la operación Lava Jato contra la corrupción, renunció al cargo hace dos semanas y abrió una seria crisis política que llegó hasta el STF.

El magistrado Celso de Mello requirió a Bolsonaro que presente la grabación de una reunión de gabinete realizada el 22 de abril en la que habría exigido a Moro el cambio del superintendente policial en Río de Janeiro.

El mandatario aseguró que nunca presionó a Moro, pero, en los hechos, anunció el cambio del titular de la Superintendencia de la PF en Río.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario