20 de mayo 2013 - 21:04

España: miembros del PP admiten cobro de sobresueldos

Las declaraciones se enmarcan en el caso Bárcenas
Las declaraciones se enmarcan en el "caso Bárcenas"
Dos miembros destacados del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy admitieron ante un juez haber cobrado durante años sobresueldos del partido que actualmente gobierna en España, informaron medios españoles.

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, y el diputado Eugenio Nasarre declararon ante el magistrado de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz.

Esas declaraciones se enmarcan en el llamado "caso Bárcenas", que investiga una presunta contabilidad paralela en el PP que apunta a donaciones de empresas que contravendrían la ley y a pagos en negro recibidos durante años por miembros de la cúpula.

La formación de Rajoy está en la picota desde que el diario "El País" publicó a finales de enero unos papeles manuscritos del ex tesorero del partido Luis Bárcenas que son presuntamente una contabilidad B que el ex guardián de las finanzas de la formación habría llevado durante años.

Según el partido, sin embargo, se trata de unos papeles en los que junto a apuntes contables verídicos y legales se recogen otros apuntes falsos de ilegalidades con la intención de dañar a la formación.

García-Escudero dijo al magistrado de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz que entre 1999 y 2003 cobró unos 4.200 euros mensuales aparte de su sueldo como senador, una cantidad que en total asciende a cerca de 59.000 euros.

Esos pagos, según aseguró, fueron en concepto de gastos de representación y por su tarea como coordinador de organización del partido. Los recibió mediante transferencia bancaria y se les aplicó la retención fiscal correspondiente, señaló ante el juez, que se desplazó hasta su despacho del Senado para tomarle testimonio.

También admitió haber recibido un préstamo del partido para realizar reformas en su casa tras un atentado de ETA, un apunte que aparece en los llamados "papeles de Bárcenas".

Nasarre, por su parte, declaró en la Audiencia Nacional y allí dijo haber cobrado 1.800 euros mensuales entre los años 2000 y 2004 por "responsabilidades internas" en la formación que compatibilizaba con su cargo de parlamentario.

El diputado reconoció haber cobrado del 70.000 euros que aparecen en los llamados "papeles de Bárcenas" como donación del partido a una fundación de la que era patrono.

Dejá tu comentario

Te puede interesar