EEUU: el Senado y Trump pactan un rescate de u$s2 billones

Mundo

Se trata del mayor plan de estímulo económico en la historia de Estados Unidos. Las medidas para mitigar los efectos del coronavirus se votan hoy en el Senado.

Los republicanos y demócratas del Senado y el gobierno de Donald Trump llegaron a un acuerdo el miércoles de madrugada sobre un plan de estímulo de 2 billones de dólares para relanzar la economía de Estados Unidos, la primera del mundo, duramente golpeada por la pandemia del coronavirus.

Tras cinco días de arduas negociaciones, fue alcanzado un consenso sobre una propuesta del ejecutivo de Trump, mientras el brote del coronavirus dejó ya 796 muertos y más de 55.000 infectados en el país, acelerando la suspensión de las actividades en todo Estados Unidos y aumentado la presión para tener un plan para mitigar las consecuencias económicas.

"Por fin tenemos un trato", dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, desde el hemiciclo, evocando un "nivel de inversión de tiempos de guerra".

"Después de maratónicas negociaciones tenemos un acuerdo bipartidista sobre el paquete de rescate más grande en la historia de Estados Unidos", dijo poco después el principal demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

El plan, que busca brindar alivio de cientos de millones de estadounidenses afectados por la pandemia de coronavirus, deberá obtener la luz verde del Senado, y luego de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, antes de ser promulgado por el presidente Donald Trump.

"Aprobaremos este texto más tarde hoy", prometió McConnnell. El Senado prevé reanudar sus sesiones al mediodía.

Tras conocerse el acuerdo en Estados Unidos, la bolsa de Tokio subió más del 8%, su mejor aumento porcentual desde 2008, en tanto los precios del petróleo también se recuperaban en Asia.

El paquete de estímulo incluye ayuda financiera directa a los estadounidenses afectados por la crisis, otorga subsidios a pequeñas empresas y cientos de miles de millones de dólares en préstamos para grandes corporaciones, incluidas las aerolíneas, y amplía los beneficios por desempleo.

Además, prevé inyectar lo que Schumer llama "un Plan Marshall para hospitales", en alusión al programa de asistencia de Estados Unidos para reconstruir Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

El ambicioso rescate, negociado entre los líderes del Senado; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y funcionarios de Donald Trump, era criticado por los demócratas, que argumentaban que priorizaba los intereses de las corporaciones sobre los de los trabajadores.

El magnate republicano, que busca la reelección en noviembre, había exhortado el martes al Congreso a "ACTUAR INMEDIATAMENTE", llamando a dejar de lado las "tonterías".

Ante los excesos de algunos beneficiarios corporativos del plan de rescate durante la crisis de 2008 en Estados Unidos, los demócratas reclamaban una mayor supervisión de los préstamos para las grandes empresas, además del pago de salarios a los empleados despedidos y más recursos para los hospitales.

Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes y líder de los demócratas en el Congreso, declaró el martes a CNN que "muchas de las disposiciones fueron mejoradas enormemente" y sugirió incluso que el plan podría aprobarse por unanimidad en la Cámara baja.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario