El Pentágono insiste en no dejar Irak, que exige la retirada de sus tropas

Mundo

Mientras sus aliados comenzaron a trasladar soldados, Estados Unidos aseguró que no cesará su presencia en territorio iraquí, desoyendo el pedido del gobierno local.

Un día después de la escandalosa anunciada del retiro de las tropas estadounidenses de Irak y su posterior desmentida, el primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi, insistió ante el Consejo de Ministros que la salida de soldados extranjeros es la "única solución", en medio de la crisis desatada tras el asesinato del general iraní Qasem Soleimani el viernes en Bagdad en un ataque estadounidense.

Los aliados de Washington fueron receptivos y Alemania y Canadá anunciaron el martes el traslado de sus tropas a otros puntos. Pero el Pentágono ratificó la permanencia de sus fuerzas en el país.

Según el secretario estadounidense de Defensa, Mark Esper, Estados Unidos reorganizará a sus tropas pero no abandonará e país. "No se tomó una decisión de abandonar Irak. Punto", declaró a la prensa el jefe del Pentágono.

Abdel Mahdi confirmó este martes que recibió una carta "firmada", "traducida" y "muy clara" del mando estadounidense en la que se anunciaba una retirada militar.

"No es una hoja que cayó de la fotocopiadora. Ahora dicen que era un borrador, pero habrían podido enviar otra carta aclaratoria", declaró, después de que la administración de Donald Trump indicase, la víspera, que la misiva era un simple "proyecto transmitido por error".

"Era una carta oficial con el formato de página tradicional", insistió Abdel Mahdi, quien agregó que primero enviaron una versión traducida al árabe, que contenía errores, y que luego transmitieron una segunda versión corregida.

La carta hacía alusión a una votación llevada a cabo por el Parlamento iraquí, el domingo, para exigir que el gobierno expulsara a las tropas extranjeras de Irak como reacción al asesinato de Soleimani, artífice de la estrategia de Irán en Medio Oriente, en un bombardeo de Estados Unidos en Bagdad.

El texto, firmado por el general William H. Seely, comandante de las operaciones militares estadounidenses en el país, se refería a un "reposicionamiento de las fuerzas para garantizar que la retirada de Irak se lleve a cabo de manera segura y eficaz", afirmando que los desplazamientos nocturnos de helicópteros se intensificarán en Bagdad. Lo que ocurrió los últimos cuatro días, constató la agencia AFP.

El ejército alemán -miembro de la coalición anti Estado Islámico- ya trasladó a 35 de sus soldados a Jordania y Kuwait, "junto con soldados de otros países miembros de la coalición".

Canadá enviará a Kuwait en los próximos días a parte de sus 500 soldados desplegados en Irak debido a las tensiones en la región, anunció este martes un alto oficial del ejército canadiense.

La coalición -76 Estados- envió soldados e instructores para apoyar y entrenar a las fuerzas iraquíes. Por consiguiente, este despliegue se efectuó a petición del gobierno y nunca fue objeto de un texto ratificado en el parlamento.

No existe un acuerdo detallado, como el "Estatuto de las Fuerzas" de 2008, que permitía la presencia de tropas estadounidenses hasta la retirada de 2011.

La coalición cuenta con 400 soldados británicos, 200 franceses y 120 alemanes, así como miles de subcontratistas civiles.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario