Trump indultó a funcionarios corruptos, ¿antesala del perdón a exasesores condenados?

Mundo

El presidente de EEUU conmutó varias penas, entre ellas la de un exgobernador preso por corrupción y de funcionarios sentenciados por fraude fiscal. Para los analistas, fue la prueba piloto de los indultos a sus excolaboradores, condenados por el Rusia-gate

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conmutó el martes la sentencia de un exgobernador de Illinois encarcelado por corrupción, y también indultó a un jefe de policía de la ciudad de Nueva York encarcelado por fraude fiscal, en lo que fue visto por analistas como una antesala de los posibles indultos a exasesores suyos, condenados por la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Esta serie de acciones de clemencia, 11 en total, el mandatario republicano perdonó a Rod Blagojevich, un demócrata que fue removido del puesto de gobernador de Illinois en 2009 y luego condenado por vender esencialmente el escaño de senador que había quedado vacante cuando Barack Obama ganó la presidencia de Estados Unidos en 2008.

Embed

Trump, quien hizo campaña prometiendo luchar contra la corrupción en Washington, fue impreciso sobre su justificación para otorgarle la libertad a Blagojevich, quien había sido sentenciado a 14 años.

"Conmutamos la sentencia de Rod Blagojevich. Estuvo ocho años en la cárcel, mucho tiempo", dijo a los periodistas. "Parece una persona muy agradable, no lo conozco".

Además, entre otros, perdonó a Bernard Kerik, que era comisionado de policía de Nueva York en el momento de los ataques del 11 de septiembre de 2001, y quien se declaró culpable ocho años después de fraude fiscal.

También se entregaron indultos a Edward DeBartolo Jr, expropietario del equipo de fútbol americano de los San Francisco 49ers, y a Michael Milken, un conocido financiero que se declaró culpable en 1990 de fraude de valores e impuestos.

Durante días se especuló con que Trump emitirá próximamente indultos a sus antiguos colaboradores Roger Stone y Paul Manafort, ambos atrapados en la amplia investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones que le dieron la victoria al magnate hace cuatro años.

Stone, exasesor de campaña y amigo personal de Trump, está en el centro de la tormenta desde la semana pasada cuando cuatro fiscales renunciaron al Departamento de Justicia luego de que el fiscal general, William Barr, exigiera que se reduzca la condena pedida para él por obstrucción de la Justicia, mentir al Congreso y manipulación de testigos en la trama del Rusia-gate.

El presidente, que calificó de "error judicial" la sentencia contra Stone, dijo este martes a los periodistas que "no lo había pensado" cuando se le preguntó si se estaba preparando un indulto.

Pero los analistas vieron un patrón en los indultos del republicano y creen que no sería sorpresivo si lo aplicara a Stone y Manafort.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario