Francia rechaza el acuerdo de libre comercio entre EEUU y UE "en esta fase"

Mundo

El presidente de Francia, Francois Hollande, rechazó este martes en París el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, conocido como el TTIP, "en esta fase" de las negociaciones.

"Nunca aceptaremos que se cuestionen nuestros principios básicos. Esa es la razón por la que, en esta fase, Francia dice no", afirmó Hollande durante un coloquio en París y agregó que Paris no cree en un comercio sin normas.

"Jamas aceptaremos se discutan los principios de nuestra agricultura, nuestra cultura, por la reciprocidad para el acceso a los mercados públicos", reportó la agencia de noticias DPA.

La semana pasada, Francia se lamentó en varias ocasiones de la falta de posturas de acercamiento por parte de Estados Unidos y amenazó con rechazar el acuerdo de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), en caso de que no se cumplan exigencias importantes.

Previamente a las declaraciones de Hollande, el secretario de Estado francés del Comercio Exterior, Matthias Fekl, consideró que "la opción más probable" actualmente es el cese de la negociación en curso con Estados Unidos de un acuerdo de libre comercio e inversiones.

El representante del Ejecutivo galo achacó esa posibilidad a la actitud estadounidense y a su escasa reciprocidad: "Europa propone mucho y recibe muy poco a cambio, y eso no es aceptable", aseguró en una entrevista en la emisora Europe 1.

Fekl destacó que ese acuerdo, "tal y como está actualmente, es un mal acuerdo", y recalcó que Francia "no puede firmarlo" en esas condiciones.

"Nosotros queremos defender nuestras pequeñas y medianas empresas, la agricultura, el medio ambiente. No tendría ningún sentido haber hecho la COP21 (cumbre del clima) en diciembre en París y unos meses después firmar un pacto que la deshace", añadió el funcionario, citado por la agencia de noticias EFE.

Las declaraciones de Hollande y del secretario de Estado tuvieron lugar un día después de que Greenpeace Holanda revelara la presión de Estados Unidos para que la UE se adapte a sus demandas.

La filtración de la ONG, que incluye 248 páginas, llevó ayer a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, a garantizar de nuevo que el acuerdo "no rebajará" la regulación europea sobre protección de consumidores o medioambiente.

Entretanto, el director de Greenpeace para la UE, Jorgo Riss, indicó que el gobierno francés tiene razón al manifestar sus críticas.

"La preocupación de Hollande no sorprende, teniendo en cuenta que la Comisión (Europea) claramente no está siguiendo el mandato dado por los países de la UE para proteger las normas ambientales y sanitarias europeas", sostuvo Riss.

Y agregó que "incluso aquellos que estaban ampliamente a favor de un acuerdo están teniendo dudas ahora que la evidencia salió a la luz".

Estados Unidos y la UE cerraron el pasado 29 de abril en Nueva York una nueva ronda de negociaciones y la próxima está previsto que se celebre en territorio europeo, probablemente en julio.

El mandatario francés, a pesar de rechazar el TTIP, busca aprobar una fuerte reforma laboral en su país para flexibilizar condiciones de trabajo y otorgar un escenario propicio para despidos a las empresas.

Dejá tu comentario