Huelga parcial en Chile

Mundo

Santiago (AFP) - Chile vivió ayer en medio de incidentes aislados que dejaron un policía herido y al menos 90 detenidos su primera huelga nacional en trece años convocada por los sindicatos para «humanizar» la economía de libre mercado.

El gobierno del presidente socialista Ricardo Lagos minimizó el impacto del paro, mientras que el ministro del Interior, José Miguel Insulza, dijo que la huelga fue «absolutamente parcial» porque «ninguna empresa productiva está parada».


La policía militarizada de carabineros utilizó gases lacrimógenos y chorros de agua cuando algunos manifestantes encapuchados que participaban de una marcha de 3.000 trabajadores se apartaron de la misma e intentaron acercarse a la sede del gobierno. Durante los incidentes los encapuchados lanzaron piedras y palos, y un policía resultó herido.

Los enfrentamientos terminaron con más de medio centenar de detenidos, según fuentes sindicales y policiales.

Otras detenciones se llevaron a cabo en la zona de La Florida, al sur de la ciudad, el puerto de San Antonio -en la costa central-y las ciudades de Rancagua y Punta Arenas.

Durante un acto oficial Lagos lamentó los incidentes. «Yo no quiero un país donde la imagen que ve el mundo es la de disturbios en la calle», dijo el presidente
.

Por su parte, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) admitió una adhesión incompleta a su convocatoria, pero aseguró que muchas actividades se detuvieron en más de 80 por ciento.

«No nos parecen adecuados los intentos de minimizar nuestra convocatoria», dijo el líder de la entidad,
Arturo Martínez, antiguo miembro del Partido Socialista del presidente Lagos, y agregó que «en las ciudades del país el funcionamiento no es normal».

Dejá tu comentario