Irak: más de 80 muertos en atentados

Mundo

Bagdad (Reuters, AFP) - Al menos 85 personas murieron ayer en ataques simultáneos de insurgentes en cinco ciudades de Irak, en la peor ola de violencia registrada en 10 meses, con el objetivo de desestabilizar el traspaso del poder, el 30 de junio, a un gobierno formalmente iraquí.

Los ataques, atentados con coches bomba y combates en las calles fueron reivindicados mediante un mensaje por el brazo de Al-Qaeda en Irak. Las explosiones comenzaron temprano por la mañana, casi al mismo tiempo en Mosul (norte), Baaquba (nordeste), Ramadi y Falluja (oeste).

Poco después, un atentado suicida tuvo lugar en la capital. El balance de la ola de ataques se elevó a 85 muertos y 320 heridos, según un recuento proporcionado por Ministerio de Salud iraquí, que no incluye los tres soldados norteamericanos muertos en Mosul y Baaquba (ver aparte), de acuerdo con la versión del ejército norteamericano.

• Objetivo

Según el doctor Jamal Ani, el balance está compuesto por los siguientes cifras: 44 muertos y 216 heridos en Mosul; 20 muertos y 76 heridos en la provincia de Al-Anbar (Falluja y Ramadi); 13 muertos y 15 heridos en la provincia de Dijalla (cuya capital es Baaquba); ocho muertos y 13 heridos en Bagdad.

Estos ataques «tienen como objetivo impedir el traspaso de la soberanía, pero no lo lograrán», señaló el portavoz del primer ministro británico
Tony Blair.

En Mosul, cinco comisarías de policía fueron blanco de coches bomba. Luego se registraron combates callejeros. Un soldado norteamericano murió en esos combates, al igual que un agente de una compañía de seguridad.

En Ramadi, un policía mató a un kamikaze que se dirigía hacia una comisaría y provocó una enorme explosión. En Falluja, un helicóptero de los marines que bombardeaba posiciones de rebeldes tuvo que hacer un aterrizaje forzoso.

En Bagdad, un suicida hizo estallar una valija con un artefacto explosivo cerca de un puesto de control. La Guardia Nacional iraquí anunció haber interceptado un camión cargado con 1.500 obuses de mortero y de TNT, en la ciudad chiita de Kut, 175 kilómetros al sudeste de Bagdad.

Una fuente del gobierno de coalición liderado por Estados Unidos dijo que 62 personas murieron en Mosul debido a explosiones de coches bomba, y ocho en Ramadi.

El funcionario dijo que un hombre que llevaba un maletín o maleta se suicidó al hacerlo explotar en Bagdad y mató a «un par de personas». Los ataques, que además dejaron más de 300 heridos, fueron asaltos coordinados contra las fuerzas de seguridad locales.

El grupo liderado por el radical jordano
Abu Musab Zarqawi, quien Washington dice tiene vínculos con la red Al-Qaeda, se adjudicó la responsabilidad de los ataques en un comunicado difundido en un sitio de Internet islámico. «Sus hermanos de 'Al-Tawhid y Yihad' lanzaron un gran asalto en varias gobernaciones en el país, que incluyeron ataques contra agentes de policía y espías blasfemos, al ejército de Irak y sus hermanos estadounidenses», dijo el mensaje.

Dejá tu comentario