Irán minimiza amenazas de EE.UU. y busca el diálogo

Mundo

Teherán (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Pocos días después de que Irán quedara expuesto a importantes sanciones por rehusarse a detener sus planes de enriquecimiento de uranio, Teherán volvió ayer a desafiar a la comunidad internacional y minimizó «las amenazas de EE.UU.». Durante una reunión con el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, el presidente de la República Islámica, Mahmud Ahmadinejad, volvió a revalidar sus ambiciones nucleares.

El Consejo de Seguridad de la ONU dio hace un mes un ultimátum a Irán para que detuviese el enriquecimiento de uranio o se enfrentase a posibles sanciones, pero la fecha límite pasó el 31 de agosto sin que Teherán se plegase a la demanda. George W. Bush afirmó ese día que Irán deberá enfrentarse a «consecuencias» por su desafío al mundo.

La posibilidad de someter a Teherán a embargos «la plantean círculos sionistas y estadounidenses como una guerra psicológica», pero «ésta no es la era de la amenaza ni el chantaje», recordó el portavoz del Ministerio iraní de Relaciones Exteriores, Hamid Reza Asefi, en su conferencia de prensa semanal.

Irán «no hace caso de las amenazas de EE.UU. y no les da importancia. Las amenazas de la Casa Blanca no son algo nuevo; se trata de una literatura que no está en armonía con el mundo», aseveró Asefi.

Horas más tarde, Ahmadinejad -comunicó Annan- dijo que su país no piensa suspender el polémico enriquecimiento de uranio como condición previa a las negociaciones nucleares. En una conferencia de prensa conjunta con Annan, el ministro iraní de Exteriores, Manuchehr Mottaki, explicó que aclararon al secretario general de la ONU que sus actividades nucleares «son pacíficas».

«La pelota ahora está en el techo de EE.UU. y el Reino Unido, y les vamos a dar el tiempo suficiente para que se pronuncien sobre nuestra respuesta», dijo Mottaki en referencia a la réplica que Irán ofreció el pasado 22 de agosto sobre el paquete de incentivos propuesto previamente por las principales potencias europeas.

El sábado, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) dieron un nuevo margen a Irán para que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio, aunque, advirtieron, no dispone de un tiempo indefinido.

  • Annan optimista

    En este sentido, Mottaki declaró: « Nosotros no les hemos pedido un plazo y hemos dejado la pelota en su tejado de manera oficial y por escrito. Tienen que estudiarla (la respuesta iraní) con precisión y esperamos su respuesta».

    Por su parte, Annan dijo que es «optimista» tras escuchar a sus interlocutores iraníes, y añadió que ahora entiende mejor la postura de ese régimen teocrático, que planea trasladar al Consejo de Seguridad.

    Además, mostró su esperanza en que la próxima reunión, «se celebre en breve» entre el alto representante para la Política Exterior y Seguridad Común, Javier Solana, y el principal negociador nuclear iraní, Ali Lariyani, y ayude a iniciar «un trabajo serio» sobre este asunto.

    En ese marco, el embajador de Irán ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Ali Asghar Soltanieh, dijo que su país está preparado para negociar, pero «sin condiciones previas». «Estamos listos para volver a la mesa de negociaciones y eliminar cualquier ambigüedad sobre nuestras actividades nucleares», señaló Soltanieh en una entrevista desde Viena con la cadena de televisión CNN.
  • Dejá tu comentario