Italia sopesa suspender actividades no esenciales por aumento de casos

Mundo

Roma - El Gobierno italiano prepara nuevas medidas restrictivas para frenar la curva de contagios de coronavirus, frente a un escenario “no simple” en las próximas semanas.

El Gobierno del premier Mario Draghi decidirá en las próximas horas nuevas medidas que complementen al decreto anunciado el 2 de marzo y con las que podría restringir la actividad comercial para evitar superar la “línea crítica” de los 40.000 contagios diarios, coincidieron ayer los diarios La Stampa, Repubblica y Corriere.

En ese marco, el Ministerio de Salud informó ayer 25.673 nuevos casos de coronavirus, en alza frente a los 22.409 del miércoles, que ya habían encendido las alarmas de las autoridades.

Según planteó el ministro de Salud Roberto Speranza en declaraciones al diario Repubblica, el Gobierno estudia varias medidas para hacer frente a un escenario “no simple”, entre ellas declarar a todo el país en zona roja, o de riesgo epidemiológico alto, durante los fines de semana. Por el momento, y con el último decreto de Draghi, Italia mantiene el toque de queda nocturno a nivel nacional entre las 22 y las 5, a excepción de las denominadas “zonas blancas”, en las que la prohibición empieza a regir a las 23.30 y se permita la apertura de bares y restaurantes hasta las 23.

Dejá tu comentario