La oposición encalla cada vez más en Iowa

Mundo

Des Moines - La incertidumbre sobre el resultado de la primera cita de las primarias demócratas, celebrada el lunes en el estado de Iowa, se prolongaba ayer, con un avance lento del escrutinio que impedía consagrar un vencedor.

Con el 71% de los votos en los caucus (asambleas) escrutados, el exalcalde moderado de South Bend, Pete Buttigieg, seguía a la cabeza con el 26,8% de los votos, seguido por el senador socialdemócrata Bernie Sanders con el 25,2%. Ambos obtenían, con esos datos, igual número de delegados: 10.

Más atrás quedaba la senadora progresista Elizabeth Warren, con el 18,4%, equivalente a cuatro delegados. Cuarto estaba el exvicepresidente Joe Biden, con el 15,4% y sin delegados.

El presidente Donald Trump aprovechó nuevamente y volvió a apuntarle al partido de oposición, al subrayar que los demócratas “quieren dirigir un país y no pueden dirigir un caucus”. “Iowa es un completo desastre para los demócratas. ¡Deberían traer a Mini Mike Bloomberg lo antes posible!”, acotó en Twitter, ridiculizando al millonario exaclalde de Nueva York, quien se sumará más adelante a la contienda y quien comienza a crecer en las encuestas gracias a las posibilidades que le da su fortuna de realizar un proselitismo masivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario