Multitud y caos en Chile en el primer aniversario del estallido social

Mundo

La manifestación principal fue pacífica. Al cierre de esta edición se registraban enfrentamientos en la capital. En una semana se celebra el referendo constitucional.

Santiago - Con lienzos, banderas mapuche, batucadas, bailes y algunos incidentes, miles de chilenos llegaron ayer hasta el centro de Santiago para conmemorar un año del comienzo del denominado “estallido social”, una jornada que dio paso a protestas multitudinarias y enfrentamientos con las fuerzas del orden que se saldaron con miles de heridos y una treintena de muertos, y pusieron en jaque al Gobierno de Sebastián Piñera.

Esa ola de reclamos ciudadanos forzó un acuerdo político por el cual se convocó a un plebiscito para saber si la ciudadanía quiere cambiar la Constitución heredada de la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que tras ser pospuesto en abril por la pandemia, se realizará el domingo próximo..

La gente comenzó a congregarse desde temprano en Plaza Italia, en el centro de la capital, portando pancartas y entonando cánticos relacionados a demandas sociales como “no más violaciones a los DD.HH.” o “fin al sistema de pensiones”.

Durante la mayor parte de la jornada, las manifestaciones se desarrollaron sin incidentes, respondiendo al llamado que hicieron las principales autoridades del país de cara a esta esperada jornada de protestas.

“Esperamos que esta sea una jornada pacífica, y que la gente entienda que estamos en un contexto completamente distinto al del año pasado, con una pandemia y próximos al proceso del plebiscito constitucional”, dijo el subsecretario del Interior, Juan Galli.Después de las 16.30 ocurrieron algunos incidentes violentos que no lograron opacar la masiva y pacífica manifestación ciudadana.

El icónico monumento al General Manuel Baquedano en el centro de Plaza Italia fue pintado completamente de rojo por los manifestantes, algo que ya había sucedido en manifestaciones anteriores.

Lo más complejo se registró en la iglesia de Carabineros (policía), en el centro de la capital, cuando un grupo de hombres irrumpió y causó destrozos e incluso, un incendio, acción que terminó con cinco detenidos.

El 18 de octubre de 2019 se registró en Santiago una violenta jornada de manifestaciones que dio inicio a una serie de protestas ciudadanas en todo el país, en un proceso bautizado como “estallido social”.

Los chilenos se manifestaron para terminar con el sistema económico neoliberal, contra el alto costo de los servicios básicos y para cambiar la Constitución política redactada durante la dictadura, además de otras demandas sociales. Varias agrupaciones sociales, entre ellas el Colegio de Profesores, llamaron a manifestarse hoy pacíficamente para recordar el primer año de las protestas.

Piñera, fuertemente cuestionado desde que empezó esta crisis, la más importante en 30 años de democracia, llamó a realizar una manifestación pacífica y respetando las medidas sanitarias impuestas a raíz de la pandemia de coronavirus, que en Chile ha dejado casi 490.000 contagios y 13.58--8 fallecidos confirmados.

Dejá tu comentario