Opositor Solís ganó comicios en Costa Rica, pero habrá balotaje

Mundo

El ganador de las elecciones de Costa Rica fue el centrista Luis Solís, al que las encuestas ubicaban en cuarto lugar, aunque debererá disputar la segunda vuelta con el derechista Johnny Araya, ya que ninguno superó el 40 por ciento de los votos.

Estos sorpresivos resultados, escrutado el 88 por ciento de los votos, otorgó el 30,98% de los sufragios al opositor Solis, del Partido de Acción Ciudadana (PAC), frente al oficialista del Partido Liberación Nacional (PLN), cuyo aspirante, Araya, hasta ahora alcalde de San José, la capital, sumó 29,57.

El PLN, castigado por la muy cuestionada gestión de la presidenta Laura Chinchilla, obtuvo "la bancada más debil de su historia", según el diario local La República, 18 diputados y 14 cosechaba el PAC, sobre un total de 57 que tiene el Congreso unicameral de este país.

En tercer lugar se ubicó el izquierdista José Villalta, del Frente Amplio, con 17,13 por ciento de los votos, a quien las encuestas ubicaban primero o segundo, pero disputando la segunda vuelta, y que obtuvo nueve diputados.

En el cuarto puesto, Otto Guevara, del derechista Movimiento Libertario (ML), sumaba 11,18 por ciento de los votos y cuatro diputados. Rodolfo Piza, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), obtenía el 6.

"Solís, historiador y académico de 56 años de edad, emergió desde su agrupación centrista como la espuma en la última semana, y dio la gran sorpresa a su antiguo compañero de partido, Araya, al superarlo en la votación", reseñó la agencia DPA.

Villalta, tachado de "comunista" y "chavista" en las últimas semanas, en lo que él calificó de una intensa "y brutal campaña sucia" cuando aparecía encabezando las preferencias en uno de los sondeos, fue uno de los derrotados, igual que Guevara, que fracasó en su cuarto intento de alcanzar la presidencia.

"Se ha hecho realidad lo que se dijo de costa a costa, la ola que se levantaba se ha convertido en un gran tsunami que ha arrasado la política tradicional para siempre", afirmó Solís, eufórico con su triunfo, según reportó la agencia EFE.

Por su parte, el candidato del partido gobernante reconoció, en clara alusión a la cuestionada gestión de Chinchilla, que los resultados de los comicios "muestran que el Estado ha perdido legitimidad porque funciona mal", que "ha habido en algunos casos falta de transparencia" y que "ha sido incapaz de reducir la pobreza".

El nivel del abstención, 31,69 por ciento del padrón, fue similar al de hace cuatro años, cuando fue electa Chinchilla por el PLN, que con ella alcanzaba su segunda gestión presidencial seguida.

Por ese motivo, la prensa local señalaba que en la segunda vuelta del 6 de abril los costarricenses tendrán que definir "el primer gobierno del PAC o un tercer gobierno consecutivo del PLN".

En ese sentido del candidato del Frente Amplio afirmó, en declaraciones al diario local La Nación, que "muy probablemente, salvo que su rival cometa gravísimos errores, se habrá roto también la continuidad de Liberación".

Días atrás, Villalta había llamado al PAC a formar una eventual alianza para un balotaje, y anoche declaró que la segunda vuelta será "entre la derecha que roba y la derecha que no roba".

Agregó que el Frente Amplio apoyará a la que no roba, pero no con "un cheque en blanco", habrá que sentarse a analizar un programa conjunto.

Dejá tu comentario