Pagan recompensa récord

Mundo

Washington (AFP) - El secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, autorizó pagar una recompensa de 30 millones de dólares a un iraquí cuya información permitió localizar y matar a dos hijos de Saddam Hussein, Uday y Qussay, anunció ayer el portavoz oficial. «El secretario Powell ha aprobado el desembolso de una recompensa de 30 millones de dólares al informante que dio (...) la información» que condujo a las tropas norteamericanas a los dos hombres, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher.

«Es la mayor recompensa jamás pagada por el programa Recompensa por la Justicia», señaló.

El pago será quince veces mayor al récord anterior: dos millones de dólares pagados por la información que en 1995 llevó a la captura en Paquistán de Ramzi Yusef, quien fue detenido por los ataques contra el World Trade Center en 1993, dijeron las autoridades.

• Primeras ofertas

Estados Unidos anunció a principios de julio una recompensa de más de 15 millones de dólares por la información que llevara a la captura de Uday o de Qussay y más de 25 millones de dólares por las informaciones sobre su padre. Uday y Qussay fueron hallados en una casa particular en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, gracias a que un informante, que se cree fue el dueño de la casa, contactó a los oficiales estadounidenses para darles el dato.

Dejá tu comentario