Otro problema para Pedro Castillo: la justicia de Perú admitió un recurso contra su primer ministro

Mundo

El Tribunal Superior de Lima aceptó un habeas corpus presentado por un grupo de oficiales retirados contra la designación de Guido Bellido por sus vínculos con la guerrilla Sendero Luminoso.

El Tribunal Superior de Justicia de Lima (CSJ) admitió el lunes a trámite un recurso de 'habeas corpus' que demanda la anulación de la resolución que designa a Guido Bellido como presidente del Consejo de Ministros y a Iber Maraví como ministro de Trabajo del gobierno de Pedro Castillo en Perú.

La petición fue presentada por los oficiales retirados Mario Drago Ego, Edmundo Rodríguez, Víctor Sarria y Luis Canevaro, e incide en estar "a favor" de la Policía y las Fuerzas Armadas de Perú por "amenaza a su integridad y libertad personal".

"Son personas que tienen relación o han mostrado estar a favor de personas y/o grupos vinculados al terrorismo y/o a facciones extremistas que son objeto de investigación y lucha por el personal de las Fuerzas Armadas y policial", señalaron los demandantes.

Igualmente, el recurso exige que se prohíba al presidente Castillo designar en cargos de influencia en sectores como la Policía o las Fuerzas Armadas a personas con investigaciones por "vínculos con el terrorismo".

"El demandado Bellido es una persona que exalta a un terrorista, que tiene una investigación fiscal por apología del delito de terrorismo, y que incluso fue investigado por la misma Policía Nacional", apuntaron los demandantes en el documento presentado a la Justicia, en referencia a un video del presidente del Consejo de Ministros (jefe de gabinete) en el que defiende al grupo armado Sendero Luminoso.

Sobre el ministro de Trabajo, señalaron que tendría vínculos con dirigentes del Movimiento por la Amnistía de los Derechos Fundamentales (Movadef), una asociación vinculada también con Sendero Luminoso.

"Con estos innegables hechos, es sumamente peligroso que el más alto cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo tenga vínculos con rezagos de grupos terroristas y, por su cargo, pueda acceder a información sensible y secreta, precisamente, de la lucha contra el terrorismo y narcoterrorismo", apuntó, mientras Maraví rechazó las acusaciones que lo vinculan al mencionado movimiento.

Por otro lado, el ministro del Interior, Juan Carrasco, renunció al cargo de fiscal provincial titular penal corporativo de Chiclayo, después de que se abriera una investigación preliminar en su contra por presunta "mala conducta".

Por su parte, la oposición ya amenazó con presentar una moción de censura si el el presidente Pedro Castillo no rectifica y cambia a aquellos ministros "con relación con el terrorismo".

Esa moción de censura "es una opción al final de la lista", hay "muchas antes", dijo el vocero de la conservadora Renovación Popular, Jorge Montoya, quien también pide a Castillo acabar con su promesa de una Asamblea Constituyente con la que redactar una nueva Carta Magna.

Otro señalado es el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar, catedrático universitario, escrito y sociólogo, fundador en la década de los 60 de la efímera guerrilla peruana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) durante la dictadura del general Juan Velasco Alvarado (1968-1975).

El nuevo gobierno de Perú necesita ser respaldado por el Congreso, de mayoría opositora. A excepción del oficialista Perú Libre y la otra formación de izquierdas, Juntos por el Perú, el resto pusieron rechazado el nombramiento de Bellido. En caso de que no prospere, el Parlamento puede presentar una moción de censura por "incapacidad moral" que deberá ser avalada por dos tercios de la cámara.

Dejá tu comentario