Chile, pionero, abrió la vacunación contra el Covid a embarazadas

Mundo

Es el primer país de América Latina y el tercero del mundo en inocular a personas gestantes. Deben cursar el segundo o tercer trimestre y ser grupo de riesgo.

Chile puso a las embarazadas como prioridad para vacunarse contra el coronavirus, y esta semana empezó a aplicar dosis de Pfizer a aquellas con problemas de salud subyacentes y que están en segundo o tercer trimestre de gestación.

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, dijo que estaban siendo vacunadas con Pfizer/BioNTech , ya que existe más información sobre la seguridad de ese producto en embarazos.

Se estima que se ofrecerán vacunas a 230.000 embarazadas que tienen problemas de salud, que desempeñan labores de alto riesgo, como en salud y educación, y a aquellas que no pueden trabajar desde casa.

Chile está ejecutando una de las campañas de vacunación contra el coronavirus más rápidas del mundo, inoculando a trabajadores de la salud, maestros, funcionarios públicos, periodistas y su población anciana. Actualmente, también los menores de 50 años están recibiendo las vacunas.

Más del 52% de los 15,2 millones de personas que pretende vacunar antes de julio ya recibió una dosis y un 41,6% ya tiene las dos dosis requeridas.

Entre quienes recibieron la inyección en el municipio La Florida de la capital chilena, se encontraba Claudia Terrazas, de 32 años, pediatra embarazada de ocho meses y medio.

Comentó a Reuters que estaba convencida del argumento de los anticuerpos presentado por investigadores israelíes este mes, que las mujeres podían transferir la protección de la vacuna a su descendencia mediante la transferencia placentaria o la leche materna.

Chile es uno de los primeros en aplicar vacunas a embarazadas. Reino Unido ajustó su plan a inicios de este mes para incluirlas, mientras que el regulador estadounidense dijo que ensayos no habían mostrado riesgos para mujeres en su tercer trimestre y que todas deben presentarse para la inoculación.

Las autoridades brasileñas dijeron el martes que las embarazadas se incluirían entre los grupos prioritarios, comenzando por aquellas con enfermedades subyacentes.

Brasil declaró además que las mujeres deberían retrasar sus embarazos si pueden, debido a la preocupación de que el virus pueda afectarlas con más fuerza y por el hacinamiento en los hospitales.

Dejá tu comentario