Serio: haría Norcorea otra explosión nuclear

Mundo

El régimen comunista de Corea del Norte sigue desafiando al mundo. Tras la explosión atómica de prueba que realizó el lunes, ayer se consideraba inminente un nuevo ensayo. Además,ese país conminó al mundo a «negociar antes de que lancemos un misil nuclear». La crisis, que pronto se traducirá en duras sanciones de la ONU, mantiene en vilo a Oriente, donde Japón y Corea del Sur temen ser blanco de un ataque del agresivo régimen de Pyongyang. Se cree que presiona para canjear su desarme por una cuantiosa ayuda económica. Por ahora, está lejos de comprobarse. Por el momento, el único lenguaje que habla es el militar.

Seúl (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Dos días después de que Corea del Norte realizara un ensayo nuclear que conmocionó a la comunidad internacional, un portavoz del régimen de Kim Jong Il afirmó que su país está dispuesto a lanzar misiles con cabezas nucleares, mientras que Estados Unidos y otras grandes potencias avanzaron en las negociaciones para imponerle sanciones.

En tanto, el gobierno japonés investigaba anoche la posibilidad de que Corea del Norte hubiera realizado un segundo experimento nuclear subterráneo después del que practicó el lunes, anunció la emisora televisiva «NHK». Fuentes del gobierno japonés citadas por ese canal de TV dijeron que en la mañana de hoy fue detectado un movimiento sísmico en Corea del Norte, lo que hizo temer la detonación de una nueva bomba atómica experimental. Sin embargo, el gobierno japonés, el de EE.UU., el de China y el de Corea del Sur dijeron no poder confirmar esa posibilidad.

La desmentida más clara llegó desde EE.UU. «No hay evidencia creíble» de un segundo ensayo nuclear, «y ninguna actividad sísmica ha sido detectada», dijo el teniente coronel Brian Maka, portavoz del Pentágono.

En tanto, el canciller japonés, Taro Aso, afirmó que Corea del Norte podría realizar de un momento a otro una nueva detonación de prueba de una bomba nuclear.

Según la agencia «Yonhap», la nueva amenaza la hizo en Pekín un funcionario norcoreano que pidió mantener el anonimato. De acuerdo con la información, el vocero dijo que espera que Washington inicie conversaciones directas con Corea del Norte para concluir la crisis «antes de la desagradable situación en la que Norcorea lance misiles nucleares».

  • Disposición

    También afirmó que su gobierno está «dispuesto a abandonar las armas nucleares y volver al diálogo de las seis partes en cualquier momento si EE.UU. asume la parte que le corresponde». Se refirió así al bloqueo comercial que el gobierno de George W. Bush mantiene con Pyonyang.

    Paralelamente, Washington comenzó a hacer circular un borrador para una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condena las pruebas nucleares de Corea del Norte y pide sanciones severas a ese país.

    El borrador -que gira en torno al Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que permite el uso de la fuerza en caso de necesidad extrema- incluye un pedido explícito de Japón para que se prohíba que otros países acepten la llegada de buques o aviones norcoreanos a sus puertos y aeródromos.

    El gobierno de China expresóa su vez que el experimento nuclear tendrá un «impacto negativo» en sus relaciones con Pyongyang, aunque consideró «inimaginable» un eventual ataque militar contra Corea del Norte.

    Esta posición fue formulada a través del portavoz del Ministerio del Exterior chino, Qin Gang, durante una conferencia de prensa, en la que no precisó si su país apoyará en la ONU las sanciones.

    La ONU deberá tomar «acciones apropiadas» en esta situación, dijo el funcionario.
  • Dejá tu comentario