Alerta en Brasil: refuerzan la seguridad del Supremo Tribunal por temor a una invasión bolsonarista

Mundo

La Policía Militar y la Policía Federal rodean el predio y dentro se desplegó el Comando de Operaciones Tácticas. Un grupo de seguidores de Bolsonaro convocó a un asalto.

El palacio del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil amaneció con un cordón de seguridad reforzado, con agentes fuertemente armados ante las amenazas de invasión lanzadas por grupos de simpatizantes del presidente Jair Bolsonaro, que permanecen acampados en Brasilia desde la concentración oficialista realizada el martes pasado.

Efectivos de la Policía Militar (PM) y de la Policía Federal (PF) rodean el entorno del predio del STF y cuyo interior fueron desplegados agentes del Comando de Operaciones Tácticas de la PF.

El STF se encuentra frente a la Plaza de los Tres Poderes, en el centro brasiliense, a unos 500 metros del Ministerio de Salud que el miércoles fue objeto de un intento de invasión por parte de seguidores de Bolsonaro que están acampados en la ciudad desde el encuentro del 7 de septiembre, Día de la Independencia.

Embed

Los activistas persiguieron y agredieron a periodistas que lograron refugiarse en el Ministerio de Salud el miércoles por la mañana.

Embed

Por otra parte, cerca de cien camiones permanecían estacionados en la avenida principal de Brasilia, cerca del STF.

Uno de los camioneros dijo en un video que "hasta tanto no se resuelva esta situación los patriotas no abandonaremos la misión" y que continuarán presionando para que sea separado de su cargo el juez Alexandre de Moraes, del STF.

En los mítines del martes, Bolsonaro fustigó a De Moraes y advirtió que no acatará sus eventuales fallos además de recomendar que sea "encuadrado" por el juez Luiz Fux, titular del STF.

Por su parte, Fux afirmó el miércoles que cuando Bolsonaro, al que no citó, dice que no aceptará un fallo de STF "está atentando contra la democracia y es un crimen de responsabilidad", un causal para iniciar un juicio político (impeachment).

"Nadie cerrará esta Corte", aseguró Fux al leer un discurso ante el plenario del STF. Frente a las amenazas de invasión del STF, esta semana el magistrado Fux tomó contacto con el Ejército para analizar la posibilidad de que efectivos de esa fuerza participen en el cordón de seguridad del predio del tribunal, informó la columnista Vera Magalhaes, del diario O Globo.

Temas

Dejá tu comentario