Al menos 154 mil personas huyen del avance talibán en su antiguo bastión

Mundo

Los islamistas iniciaron en mayo, tras la retirada de la OTAN, una ofensiva contra las fuerzas de seguridad y ya controlan la mitad de los distritos del país y la mayoría de los cruces fronterizos. 

Kabul - Más de 154.000 personas huyeron de los combates en el antiguo bastión talibán de Kandahar, informaron las autoridades ayer, que también detuvieron a cuatro presuntos insurgentes por el ataque con cohetes de esta semana en Kabul.

Desde principios de mayo, la violencia se ha recrudecido en varias provincias, incluida Kandahar, después de que los insurgentes lanzaran una gran ofensiva pocos días después de que las fuerzas extranjeras lideradas por Estados Unidos iniciaran su retirada definitiva del país. La ofensiva llevó a los talibanes a capturar decenas de distritos y pasos fronterizos y a rodear varias capitales de provincia.

“Los combates han desplazado a 22.000 familias en el último mes en Kandahar”, declaró Dost Mohammad Daryab, jefe del departamento provincial de refugiados. “Todos se han trasladado de los distritos volátiles de la ciudad a zonas más seguras”, añadió.

Ayer los combates continuaban en las afueras de la ciudad de Kandahar. “La negligencia de algunas fuerzas de seguridad, especialmente de la policía, ha dado paso a que los talibanes se acerquen tanto”, dijo Lalai Dastageeri, vicegobernador de la provincia de Kandahar. “Estamos tratando de organizar nuestras fuerzas”.

Las autoridades locales habían habilitado cuatro campamentos para los desplazados, que se calcula que son unos 154.000. Hafiz Mohammad Akbar, un residente de Kandahar, dijo que su casa había sido tomada por los talibanes después de que huyera.

Kandahar, con sus 650.000 habitantes, es la segunda ciudad más grande de Afganistán después de Kabul. Esta provincia del sur fue el epicentro del régimen de los talibanes cuando gobernaron Afganistán entre 1996 y 2001. Expulsados del poder en una invasión dirigida por Estados Unidos en 2001, tras los atentados del 11 de septiembre, los talibanes lideran desde entonces un movimiento insurgente.

Su última ofensiva, lanzada a principios de mayo, permitió al grupo hacerse con el control de la mitad de los cerca de 400 distritos del país.

Dejá tu comentario