Un arduo debate constitucional

Mundo

Washington - La poderosa organización estadounidenseque defiende el derecho de poseer y usar armas, la Asociación Nacional del Rifle (NRA), está contenta, y también están felices los dueños de muchos comercios de venta de armas. Desde ahora es oficial desde el más alto nivel judicial que los ciudadanos estadounidenses tienen el derecho, basado en la Constitución, de poseer armas de fuego.

Si bien la posesión de armas privada ya estaba desde hace tiempo permitida en la mayoría de los estados y comunas, nunca antes había recibido el respaldo oficial de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Wayne LaPierre, vicepresidente de la NRA, que tiene cuatro millones de miembros, habló de un «gran momento en la historia estadounidense» y de una «decisión monumental». Además, ve una « absolución» para los individuos «en todas partes en este país, que siempre supieron que su libertad era valiosa para defenderla».

No sólo la NRA esperaba con impaciencia el fallo. También en otros sitios, los ciudadanos encendieron llenos de expectativa la televisión en su lugar de trabajo cuando fue anunciada la decisión en la Corte Suprema de Justicia en Washington. Esto no es sorprendente en un país que se considera «obsesionado por las armas»: se estima que en Estados Unidos hay unos 250 millones de armas de fuego. Ahora sin duda se agregarán más, primero en el distrito de Washington, cuya estricta prohibición de poseer armas de fuego para uso privado fue declarada anticonstitucional ayer por la Corte Suprema, pero seguro también en Chicago y San Francisco, donde hay leyes similares muy estrictas.

Muchos expertos en leyes debatían en la televisión estadounidense acerca del significado del fallo en la práctica. La mayoría manifestaba que esperaba que los opositores del control de armas intenten en muchos lugares impugnar leyes similares sobre limitaciones, pese a que los jueces reconocieron en su fallo que la Carta de Derechos de Estados Unidos no es «ilimitada».

  • Restricciones

    La Corte dejó espacio para restricciones «razonables», «pero lo que es razonable para uno, de lejos no lo es para otro», opinó el experto en derecho de la CNN Jeffrey Toobin, quien pronosticó años de disputas judiciales.

    Por más de 200 años los jueces evitaron interpretar de manera vinculante la cuestionada segunda enmienda de la Constitución, 24 palabras formuladas en el año 1791 con una curiosa puntuación.

    ¿En ella sólo se atribuyó a las milicias, como la Guardia Nacional, el derecho a portar armas o a cada ciudadano individual? Una pregunta delicada, en particular en un país en el que el «lobby» a favor de las armas es muy fuerte, por lo que enfrentarse a él constituye un suicidio político.

    Los ex rivales en la carrera por la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton y Barack Obama evitaron prudentemente el tema en la campaña, y sólo opinaban cuando se les preguntaba al respecto.

    Se obtuvieron argumentos a favor de un «derecho individual apareado» con derechos de regulación «restrictivos equilibrados cuidadosamente» para las comunas, los estados y el país, sea lo que fuere que eso quiera decir.

    El fallo le otorga a Obama la posibilidad de recalcar desde una base más sólida los derechos de libertad de los individuos y satisfacer de esta manera a la NRA.
  • Dejá tu comentario