Mundo

Un llamado de atención ante el poderío chino

Londres - La OTAN se dispone a reconocer hoy los “retos” que plantea China por primera vez, aunque sin querer hacer de esta potencia económica, cuyas capacidades militares van en aumento, un adversario.

Los líderes de los 29 países de la Alianza firmarán una declaración conjunta, sobre las “oportunidades y retos” planteados por Pekín. “Reconocemos ahora que el auge de China tiene implicaciones en temas de seguridad para todos los aliados”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en un evento paralelo ayer en Londres. Explicó que “cuenta con el segundo presupuesto más grande para defensa en el mundo y con modernas capacidades”, como misiles que pueden alcanzar toda Europa y Estados Unidos.

“No se trata de trasladar la OTAN al mar de China meridional, sino de tener en cuenta que China se está acercando a nosotros en el Ártico, en África, invirtiendo mucho en nuestra infraestructura en Europa, en el ciberespacio”, detalló Stoltenberg.

Pero el ex primer ministro noruego insistió que el nuevo enfoque de la OTAN no era crear un “nuevo adversario, sino analizar, entender y responder de una forma equilibrada a los retos que plantea China”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario