Pese a esfuerzos del oficialismo, no hubo acuerdo y endeudamiento de Kicillof deberá seguir esperando

Nacional

Hubo gestiones durante toda la semana para asegurar el debate en ambas cámaras. Pero los reclamos de intendentes y los planteos de las espadas legislativas que responden a Vidal frustraron sesiones.

La Legislatura bonaerense postergó para la próxima semana el tratamiento del proyecto de Ley de Financiamiento, enviado en mayo por el gobierno de Axel Kicillof para hacer frente a la situación sanitaria, económica y social provocada por la pandemia del coronavirus.

La caída del debate fue consecuencia de la falta de un acuerdo entre el oficialismo y los legisladores de Juntos por el Cambio por el destino específico de los u$s 500 millones y los 28 mil millones de pesos. Pese a los esfuerzos contrareloj de los jefes legislativos del Frente de Todos y a los del propio ministro de Economía, Pablo López, en una reunión virtual con todos los espacios políticos con representación parlamentaria, la negociación no logró garantizar los dos tercios, tanto en Diputados como en Senado, que se necesitaban para avanzar hoy con el tratamiento del proyecto.

Parte de la febril pulseada con la oposición gira en torno al diagrama de asistencia financiera a los municipios en medio de la pandemia, que hasta el momento fue del orden de los $ 13.800 millones. De ese monto, $ 4.300 millones fueron bajo el formato de préstamos con 3 meses de gracia a tasa 0 del Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal.

Se trata de un auxilio clave para los intendentes, también duramente golpeados por la caída de ingresos locales y por los gastos acrecentados por el coronavirus.

Por eso, en su contacto virtual el miércoles con los legisladores, el titular de la cartera de Hacienda bonaerense hizo hincapié en que el proyecto propone en uno de sus artículos extender el plazo de devolución de esos préstamos a 18 meses.

Pero no fue suficiente. La oposición insiste en su pedido para mejorar las condiciones de devolución o directamente lograr que esos fondos se transformen en no reembolsables. La pulseada era comandada por los presidentes de bloque, el diputado Maximiliano Abad y el senador Roberto Costa, en línea directa durante toda la jornada con la exgobernadora María Eugenia Vidal.

“Es muy dificil acompañar un endeudamiento sin saber a ciencia cierta en qué se van a usar esos fondos. Por otro lado, nos faltan elementos de control como para poder monitoriar en qué se invierte y cómo se invierte”, justificó ayer el senador Costa.

”La Provincia no tiene urgencias porque la Nación la ha asistido con más de 100 mil millones de pesos, por lo que no entendemos ni la urgencia, ni la desprolijidad. Queremos que las cosas se hagan bien. Estamos abierto al diálogo, tenemos predisposición pero falta información”, refrendó.

Desde filas del oficialista Frente de Todos, en tanto, achacaron la caída del debate a cuestiones que “nada tienen que ver con el endeudamiento”. Según ese sector, detrás de la negativa de la oposición se esconde la feroz negociación por las sillas aún vacantes en empresas que tienen participación del Estado.

Más allá de las interpretaciones políticas, las esfuerzos de las espadas legislativas de Kicillof no lograron convencer a los referentes de la oposición.

El proyecto de Ley de Financiamiento enviado al Parlamento bonaerense contempla la posibilidad de que el Gobierno provincial pueda llevar adelante endeudamiento con organismos internacionales por un monto de hasta 500 millones de dólares.

También plantea la emisión de un bono para proveedores, por hasta 20 mil millones de pesos para cancelar la deudas de la anterior gestión; y la autorización para la ampliación por hasta 8 mil millones de pesos de Letras del Tesoro provincial.

A esto se suma una extensión en el plazo de devolución de los recursos distribuidos a los 135 municipios a través del “Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal”. entre otras cuestiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario