Buenos Aires: cumbre entre Arroyo e intendentes por eje alimentario

Nacional

El ministro de Desarrollo de la Nación se encontró con varios jefes del conurbano para reforzar las medidas dispuestas por el avance del coronavirus.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, encabezó hoy una reunión junto a su par provincial, Fernanda Raverta, y un grupo de intendentes para hacer un seguimiento de la situación en los municipios del conurbano en el marco de las medidas dispuestas ante la emergencia por el Covid-19.

En el marco del encuentro, Arroyo destacó la importancia de establecer comités locales en las comunas para definir prioridades y articular acciones entre los distintos niveles de gobierno y las organizaciones, con el fin de reforzar la política alimentaria y el sostenimiento de los ingresos de las familias.

"Estamos ante una situación muy particular y más que nunca se requiere unidad y coordinación para que la ayuda en los centros urbanos llegue a todos. Junto con la inversión social que representa la tarjeta Alimentar y la asistencia a comedores y merenderos, decidimos crear un fondo extra de 300 millones de pesos a los municipios para la compra de alimentos y de artículos de higiene”, explicó Arroyo.

Por su parte, los intendentes, entre los que estuvieron Mariano Cascallares, Fernando Gray, Gustavo Menéndez y Juan Zabaleta, y los referentes de las organizaciones que también formaron parte de la reunión destacaron la necesidad de sostener el tejido social en los territorios ante la emergencia por el coronavirus.

Bolsones

El Gobierno bonaerense oficializó este viernes el nuevo sistema que deberán adoptar todos los comedores escolares de la provincia ante las restricciones dispuestas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

De esta manera, a través de la resolución 705 publicada en el Boletín Oficial se establece que el Servicio Alimentario Escolar (SAE) “se prestará mediante la entrega de módulos de alimentos, que deberán adecuarse al marco nutricional de emergencia”.

El sistema de bolsones de comida ya había sido adelantado por el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, como parte de la estrategia de reducir la concentración de personas dispuesto por la cuarentena total.

Así, se resolvió “que los módulos de alimentos serán retirados cada quince días por los progenitores o personas adultas responsables de los niños, niñas y adolescentes destinatarios del servicio”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario