Kicillof: "No hay soluciones porteñas para los bonaerenses"

Nacional

En un día agitado, el gobernador escuchó el reclamo de fondos para pagar sueldos de parte de los intendentes de la oposición y polemizó por la obligatoriedad de los barbijos en Capital Federal.

La tercera fase de la cuarentena arrancó cargada de reuniones en la Provincia. Con el fin de conocer en detalle la situación de cada municipio, el gobernador Axel Kicillof recibió a tres intendentes de Juntos por el Cambio en representación de los 61 que tiene la oposición en Buenos Aires.

La reunión giró en relación al contexto sanitaria de cada distrito. El plan del gobierno es poder actuar por regiones para: contener a la población en una cuarentena que pueda ser segmentada pero no por eso menos rigurosa. Su explicación al respecto la dio en horas de la tarde cuando visitó la fábrica Dánica en Llavallol luego de que la empresa anunciara que volvería a producir. “El virus no está de vacaciones, ni descansando. No hay que relajarse ni cambiar las nuevas costumbres. La cuarentena no es más flexible, es más rígida. Estamos cuidando más a aquellos segmentos de población que están más en riesgo. Y para esto no vamos a tomar medidas sin hablar con Nación”.

Y agregó que “acá no gana el que toma la medida más rápido. Si cada una hace lo que quiere es difícil. Queremos saber la situación de los 135 municipios. Vamos a elaborar una propuesta. Y en ese sentido también venimos evaluando lo de los tapabocas. Pero Buenos Aires no es lo mismo que la Capital. No puede haber soluciones porteñas para la situación bonaerense”.

Claro, la salud no fue el único tema del día. Durante el encuentro con los intendentes, Kicillof escuchó la preocupación que hay en los municipios en materia económica. En concreto, los alcaldes le hicieron saber al gobernador que día a día es más alto el porcentaje de recaudación que pierden en relación a lo proyectado y que llegado mayo son muchos los que no estarán en condiciones de hacer los pagos correspondientes. Es por eso que, sin mencionarlo de manera directa, solicitaron una ayuda de parte del Gobierno.

En ese aspecto, la Provincia planteó la necesidad de que los municipios evalúen de manera regional las opciones el funcionamiento económico de sus respectivas zonas. De esta manera, el Gobierno Provincial analizará los pedidos y compilará los puntos que serán presentados ante el Gobierno Nacional, para el avance de la reglamentación de la cuarentena administrada.

Por el oficialismo, además del gobernador, participaron del encuentro el jefe de Gabinete, Carlos Bianco; la ministra de Gobierno, Teresa García (por videollamada); y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak. Por Juntos por el Cambio estuvieron Julio Garro (La Plata), Miguel Fernández (Trenque Lauquen) y Manuel Passaglia (San Nicolás), cada uno en representación del PRO, la UCR y el PJ disidente, respectivamente.

“El principal eje y preocupación era el tema económico. Ahí es donde todos la ven difícil. Hoy los municipios no recaudan. Tienen una caída que supera el 40% en las tasas y la coparticipación se desplomó. Eso los deja en una situación muy complicada para afrontar los gastos corrientes tanto en el pago de sueldos como en los servicios indispensables”, explicó un testigo preferencial.

Los intendentes propusieron una mesa de trabajo conjunta, con reuniones semanales, para seguir de cerca cada uno de los ejes abordados. Ante ello, la Provincia definió un nuevo encuentro para el próximo martes 21 a las 10 horas en Casa de Gobierno.

Tras reunirse el pasado domingo con los intendentes peronistas del Conurbano más la reunión de hoy, Kicillof cubrió en solo dos días más de la mitad de los distritos de la Provincia. Claro, la situación no es la misma en el interior. Hasta el momento hay 58 distritos donde no hay casos de coronavirus. “Acá hay preocupación, pero al no tener ningún caso en la región la gente quiere trabajar. Acá no es como en otros lados. Se come con lo que se trabaja en el día. La gente necesita poder salir con todos los recaudos del caso. Pero hay sectores que ya no pueden estar frenados porque sostienen a un tercio de los que viven acá”, cuenta un intendente peronista del interior.

En ese sentido, el jefe de Gabinete explicó que podría analizar la situación de los “58 distritos en donde no hay casos de coronavirus. Se podría trabajar algunas modificaciones, lo estamos viendo pero sin una urgencia inmediata”.

En esa línea son varios los jefes de distrito que ya tienen armada la propuesta para Kicillof en relación a lo que manifestó el pasado viernes el presidente de la Nación, Alberto Fernández. Así se lo dejaron en claro a este medio una buena parte de los intendentes de distritos de baja población.

Dejá tu comentario