CPO de Naranja X: "La evolución siempre está enfocada en las necesidades del cliente"

Negocios

Santiago Sánchez, CPO de Naranja X, contó en Ámbito Debate cómo la firma se adaptó constantemente a las nuevas realidades y adelantó futuros proyectos.

La necesidad de evolucionar constantemente para estar cerca del cliente, conocer sus necesidades y brindarle soluciones, es una de las claves que destacó durante su exposición Santiago Sánchez, CPO de Naranja X.

Naranja X es una compañía que vivió una evolución constante. Arrancó hace unos 35 años, como una casa de deportes donde vendían zapatillas y otras cosas. La evolución siempre estuvo enfocada en tratar de cuáles son las necesidades del cliente. Esa cadena de locales deportivos evolucionó porque se detectó que mucha gente tenía la necesidad de créditos para esa gente que necesitaba comprar zapatillas”, contó Sánchez, quien agregó: “Eso, con el paso del tiempo, se fue convirtiendo en tarjeta Naranja, después en Naranja y hoy este nuevo paso hacia soluciones más simples, mas digitales, inclusivas, pero que al mismo tiempo mantienen algo que es fuerte en la historia de Naranja: el contacto con las personas. Nos sentimos más que una fintech, porque parte de nuestro ecosistema incluye una red de sucursales, que se asocia más a la banca tradicional. Es un complemento súper importante de nuestra propuesta, porque hace foco en estar cerca de las personas. El hecho de que nos hayamos digitalizado, no significa que dejemos de lado que esto que es muy nuestro”.

“El foco tecnológico que tenemos es muy grande. Hubo una aceleración en un cambio de hábitos. Un reflejo de esta relación que tenemos con nuestros clientes se ve reflejado en que somos la tarjeta de crédito históricamente con más bajo nivel de mora, de incobrabilidad. Porque para quienes usan la tarjeta es súper importante demostrar ese compromiso pagando la tarjeta, en muchos casos es lo primero que pagan”, agregó Sánchez.

Sobre el impacto que tuvo la pandemia en su modelo de negocios y los avances que significó para la firma en particular y el sector en general, resaltó: “Tuvo muy buen resultado la digitalización del proceso de cobro de los resúmenes de la tarjeta. Se aceleró muchísimo ese proceso. A personas de distintos rangos etarios, les ayudó a saber que hay una solución más segura, para poder hacer la misma gestión. Y los resultados fueron súper buenos”.

Sánchez también enumeró algunos de los principales desafíos que se le plantearon a la firma en su relación con sus clientes, dentro de dicha evolución constante. “Uno de los grandes desafíos que tenemos con esta evolución es la seguridad. Porque tiene que ser algo que se da por sentado. No se puede ignorar la necesidad de ofrecer una plataforma segura. Es un desafío constante, porque aparte estamos en constante mejora y robustecimiento de la seguridad. Es un foco súper importante. Tenemos un ‘on boarding’ que es 100% digital y tiene altos estándares de seguridad. Siempre validamos que sea la persona quien dice ser y que quien usa los productos, sea la misma persona”.

El otro desafío, que tenía más que ver con la adopción, lo que hicimos fue ponerle foco a la experiencia. Y para hacer esto correctamente, lo que hicimos fue escuchar muchísimo a nuestros clientes. Estamos constantemente tratando de entender a nuestros clientes, sus necesidades, y cómo reaccionan a las experiencias que les estamos brindando. Estamos constantemente escuchando a nuestros clientes para entenderlos a ellos”, destacó.

Finalmente, Sánchez destacó que Naranja X actualmente le “da soluciones a 5 millones de personas”. “Una buena forma de darle dimensión a esto es que uno de cada cuatro argentinos económicamente activos, usa nuestros productos a diario. Es un volumen muy grande”, señaló

Y un dato importante es que estamos transitando nuestra habilitación como entidad financiera: creemos que es importante para nuestros clientes sentirse seguros con la forma en la que operan. Es decir que, si bien somos una fintech, en breve vamos a estar operando con CBU, una cuenta bancaria tradicional. Y las regulaciones del BCRA para garantizar la seguridad, son mucho más estrictas. Y nosotros, si bien fue un proceso larguísimo, creemos que es la forma de poder ofrecer una plataforma más sólida y segura, aparte que nos habilita a muchas otras cosas”, concluyó

Dejá tu comentario