"La clave está en la tecnología, en productos simples y trabajar en la educación financiera"

Negocios

El rol de las fintech en la inclusión y los desafíos que quedan por delante, fueron algunos de los temas tratados por referentes del sector.

Las fintech y su rol en la inclusión financiera. Los desafíos y las oportunidades que la pandemia supuso para este sector y la necesidad de seguir trabajando por la educación, fueron algunos de los tópicos tratados durante el primer panel del ciclo Ámbito Debate, relacionado con el mundo de las fintech.

Quienes disertaron del primer panel fueron Guillermo Jejcic, Director de Banca Minorista y TI de Itaú Argentina; Jonathan Stern, Director Comercial de Mercado Pago; y Pablo Juanes Roig, Ceo & Co-founder de Banza.

“La pandemia fue muy desafiante, pero también dejó muchas cosas positivas. Las compañías tecnologías estábamos mejor preparadas que las tradicionales, pero fue desafiante. Fue una oportunidad de crecimiento para todos, para poder construir mejores productos para las personas, que hoy tienen una vida diferente o consumen de otra manera”, señaló Juanes Roig, quien agregó: “Se dieron cambios de hábitos, de personas que empezaron a tener el hábito del ahorro, porque se encontraron en sus casas y les permitió conocer nuevas herramientas. Mi diagnóstico es positivo y desafiante para poder acercarle a los clientes una mejor propuesta de productos”.

Jejcic.jpg
2El usuario cambió, cambió sus hábitos y manera de consumir. Y el banco se empezó a transformar con ese espíritu, de escuchar a sus clientes y conectar con las fintechs. Creo que recorrimos un camino gigantesco

2El usuario cambió, cambió sus hábitos y manera de consumir. Y el banco se empezó a transformar con ese espíritu, de escuchar a sus clientes y conectar con las fintechs. Creo que recorrimos un camino gigantesco", afirmó Jejcic.

Juanes Roig destacó que Banza se dedica a “desarrollar productos basados en el ahorro y las inversiones”. “Para que los clientes puedan comprar bonos, invertir en FCI y comprar dólar bolsa. Nuestro último producto, el ‘Uber de las finanzas’, es una plataforma para que cualquiera se pueda convertir en un asesor financiero”, señaló.

Stern, por su parte, remarcó: Fue desafiante la pandemia, pero vale aclarar que las herramientas fueron paliativos. Crecimos en penetración un montón. Se dice que se adelantaron cinco años en inclusión y pasó de manera transversal a un montón de factores: creció más el Interior que CABA y Amba; creció por un tema de trabajo no remunerado o mejor retribuido, la penetración de mujeres utilizando herramientas financieras digitales. Creció el rango etario. Fue transversal a un montón de factores. Sextuplicamos la cantidad de cuentas comitentes en el país. Es para todos y la clave está en la tecnología, en productos simples, y en seguir trabajando en educación financiera”.

“Pasaron diez años en un año y medio. Para los bancos, el desafío fue doble en la transición”, graficó Jejcic, y agregó: “Los indicadores se multiplican, en cuanto a la relación con los clientes por los canales digitales. El usuario cambió, cambió sus hábitos y manera de consumir. Y el banco se empezó a transformar con ese espíritu, de escuchar a sus clientes y conectar con las fintechs. Creo que recorrimos un camino gigantesco. Y hace unos meses, lanzamos una plataforma que llamamos Cuenta Chat, que es tu banco 100% en WhatsApp. Ahí se ve cómo crece a nivel federal, las altas vienen desde el Interior. La educación financiera es un factor en el que todo el sector tiene que trabajar, hay que trabajar porque significa inclusión”.

Jonathan.jpg
“Nosotros abrazamos la aparición de nuevos jugadores y la multiplicidad de herramientas. Pero también lo llevamos en nuestro ADN. Con Mercado Libre hacemos educación financiera y comercial

“Nosotros abrazamos la aparición de nuevos jugadores y la multiplicidad de herramientas. Pero también lo llevamos en nuestro ADN. Con Mercado Libre hacemos educación financiera y comercial", contó Stern.

Al analizar el desafío que significó para un banco “tradicional” la transformación hacia lo digital, Jejcic señaló: “Veníamos con un plan de transformación, pero cambió radicalmente la forma de relacionarse con los clientes. Todavía hay un déficit grande en la educación. Hay mucho desconocimiento en cómo se puede llegar al cliente todavía. En Cuenta Chat, buscamos que el cliente encuentre al banco como un facilitador. Para nosotros, fue un aprendizaje continuo, nos fuimos el viernes de una manera y el lunes arrancamos de otra manera. Estamos cambiando la forma de atender, redistribuyendo los formatos de las sucursales, y los canales remotos, donde se puede interactuar con un empleado del banco para resolver muchas cosas que el canal digital quizá no lo da, con un horario extendido”.

La educación financiera, coincidieron los speakers, es la clave. “Hay que seguir educando. La educación inductiva va por seguir con productos que sean simples, pero los números siguen siendo alarmantes si se quiere. Hay más gente bancarizada, pero en realidad es una sub bancarización, porque la mitad de la gente que tiene cuenta bancaria tiene poco saldo o retira todo de su cuenta”, sostuvo Stern, y subrayó: “Pero tiene que entender que, al ofrecer un medio de pago, suma para su historial crediticio. Creo que las billeteras virtuales ayudaron mucho a entender eso. La persona que tiene una billetera virtual, hoy entiende de los beneficios y de qué se trata la inclusión financiera mucho mejor que la gente que no la tiene. Creemos que tenemos que seguir avanzando en ese sentido, además de hacer productos intuitivos”.

Pablo Roig.jpg

"Nuestro último producto, el ‘Uber de las finanzas’, es una plataforma para que cualquiera se pueda convertir en un asesor financiero”, señaló Roig.

“En línea con la educación financiera, se nos viene un nuevo desafío. Que es el de hacer convivir esto con el universo transaccional. Las fintech vinieron a revolucionar y hacer que la adopción de los productos financieros sea más fácil”, analizó Juanes Roig, quien proyectó: “Va a haber una tendencia a aglutinarse en súper apps, donde en distintos nichos vamos a terminar llegando a un mismo lugar, donde vamos a ofrecer multiplicidad en servicios financieros, con un catalizador en la educación financiera”.

“Es la herramienta para dar un paso más hacia algo. La tecnología ahora es un commoditie. Todos lo entendieron. El desafío es qué hacemos con el 50% que todavía tenemos que traer a ese mundo”, agregó Juanes Roig.

panel 1-1.jpg
Julián Guarino, Subdirector periodístico de Ámbito Financiero; Guillermo Jejcic, Director de Banca Minorista y TI de Itaú Argentina; Jonathan Stern, Director Comercial de Mercado Pago; Pablo Juanes Roig, Ceo & Co-founder de Banza y Ricardo D'Aloia, Director de RRII y Nuevos Negocios de Ámbito Financiero.

Julián Guarino, Subdirector periodístico de Ámbito Financiero; Guillermo Jejcic, Director de Banca Minorista y TI de Itaú Argentina; Jonathan Stern, Director Comercial de Mercado Pago; Pablo Juanes Roig, Ceo & Co-founder de Banza y Ricardo D'Aloia, Director de RRII y Nuevos Negocios de Ámbito Financiero.

Al referirse a la educación, Jejcic también hizo mención al cambio dentro de la organización, sobre todo en lo referido a una entidad tradicional: Empezar desde adentro con el cambio de la organización. Esto requiere un cambio de mindset, no que la tecnología o los canales digitales es el enemigo. Hay que buscar la comunión en esas dos cosas. La transformación empezó fuerte en lo cultural hacia adentro y pensar todo lo que hacemos con el cliente en el centro de todo. Eso hace la diferencia. Y eso hace que tenga capilaridad, que los clientes tengan en el banco un facilitador que le muestre siempre la mejor opción. Y que lo transaccional con la inversión, siempre vayan de la mano”.

Stern, en tanto, remarcó: “Nosotros abrazamos la aparición de nuevos jugadores y la multiplicidad de herramientas. Pero también lo llevamos en nuestro ADN. Con Mercado Libre hacemos educación financiera y comercial. Lo estamos potenciando porque va en línea con esto: un mobile post con una tarjeta, genera historial. Si le agregamos un crédito, estamos hablando de inclusión casi plena. Seguimos en la misma línea, porque tenemos muchos desafíos. La tecnología lo que permite es la simpleza, el aprendizaje inductivo a través de la utilización. Hay un cliente que está invirtiendo sin saberlo quizá, con su saldo remanente”.

Dejá tu comentario