Opciones de inversión: desde el sector inmobiliario al universo fintech

Negocios

La realidad actual ofrece distintas opciones para los ahorristas, desde el clásico "invertir en ladrillo" hasta la posibilidad de hacerlo en plataformas digitales.

En el panel que cerró una nueva edición del ciclo Ámbito Debate, especialistas del sector inmobiliario y fintech disertaron sobre las diferentes posibilidades de inversión, cómo se encuentran estos rumbos actualmente y qué puede ocurrir a futuro. Al respecto, opinaron Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina; y Mario López, vicepresidente de la Cámara Argentina Fintech.

Al analizar cómo se encuentra el sector fintech en materia de inversiones en una coyuntura actual compleja, López señaló: “Venimos de varios años de crecimiento en la inversión. En los últimos meses, por la suba de tasas, la guerra y factores inflacionarios, quizá se frenó un poco. Pero sigue habiendo, quizá no con fichas tan grandes como se solía ver el año pasado, sobre todo. Pero Sudamérica es un escenario muy interesante para la industria fintech. Lo que estamos viendo es que hay un cambio de paradigma de los inversores. Antes, se buscaba en el segmento growth, cómo crecen las fintech. Hoy, esos mismos inversores, ven como es el modelo de negocio y cómo van a lograr rentabilidad. Es el mismo inversor, pero cambió la manera de invertir”.

Bennazar.jpg

"En la parte de agroindustria y lo que es la inversión en campo, la demanda aumentó un 40% y se están revalorizando entre un 10% y 15% los valores", contó Bennazar.

“Con la suba de tasa, son momentos que se observa el proceso de madurez. En los últimos meses, las empresas tecnológicas cayeron. Los inversores son más reticentes y analizan más a la hora de invertir. Las fintech, si supieron guardar esa plata que recibieron, pueden salir fortalecidos. Si pensaban fondearse en la segunda mitad de año, va a ser más difícil. El inversor argentino maneja la incertidumbre hace mucho tiempo”, agregó López.

Por su parte, al referirse a la actualidad del sector inmobiliario, Bennazar remarcó: Venimos de seis años de un tobogán de caída libre. Pero en el último tiempo los precios se fueron reacomodando: hubo una baja de valor entre el 30% y el 50% y hace unos meses a esta parte, se estabilizó. Lo que originó, en las ciudades capitales, es que se empezó a ver demanda. Hay una oferta muy grande, hablamos de 350.000 unidades publicadas a nivel nacional, 170.000 en Capital Federal. Hace cinco años, tenías 40.000 unidades publicadas y había entre 4.000 o 5.000 escrituras, que representaba un porcentaje alto. Hoy hay más de 2000, que no está mal”.

En ese marco, al explicar los motivos que llevaron a que se de esta mayor oferta de inmuebles, Bennazar sostuvo: “Por cuestiones de rentabilidad, las propiedades no estaban rindiendo más del 1% al año de rentabilidad. Cualquier porfolio de negocio daba mayor rentabilidad que un contrato habitacional. Hoy con el aumento de los alquileres y la caída de los precios, está recuperando la rentabilidad. Lo importante es la rentabilidad y la generación de expectativas. Porque no son solo departamentos. En la parte de agroindustria y lo que es la inversión en campo, la demanda aumentó un 40% y se están revalorizando entre un 10% y 15% los valores. Al contrario de lo que sucede en lo urbano, se retiran propiedades de campo de la venta y aparecen inversores. Se volvió en lo que llamamos la vuelta a lo tangible. El famoso invertir en ladrillo”.

López fintech.jpg

"Más allá del contexto local, hay nuevos instrumentos y un ecosistema emprendedor queriendo evangelizar para que el usuario tenga mayores opciones para invertir”, sentenció López.

Se está invirtiendo mucho en esto y genera expectativa. Hay expectativa generada en la zona del agro. Falta en lo urbano. En el interior se está viendo una revalorización. En las capitales, lo que hacen los desarrolladores, por el bajo costo de la construcción, se están posicionando en tierra e invierten en nuevos edificios, porque se espera que vuelva a reactivarse el sector”, agregó Bennazar.

En ese escenario, López las opciones de inversión con las que cuentan los inversores minoristas: “Nosotros somos socios con MELI y el BIND, en la posibilidad de invertir el saldo en Mercado Pago en una cuenta de inversión. Antes, sólo se podía hacer un plazo fijo. El mercado de capitales era antes para un inversor sofisticado. Lo que se logra es una mayor inclusión de nuevos productos financieros y el usuario final sale muy beneficiado. Con las fintech apuntando a un segmento específico, se logró que el usuario salga beneficiado. Más allá del contexto local, hay nuevos instrumentos y un ecosistema emprendedor queriendo evangelizar para que el usuario tenga mayores opciones para invertir”.

Dejá tu comentario