Volkswagen pone u$s900 millones para cerrar juicios por el "dieselgate"

Negocios

El fabricante alemán propuso la millonaria cifra como un paquete de compensación a más de 400.000 clientes. El "dieselgate" salió a la luz en 2015 cuando Volkswagen admitió haber trucado 11 millones de vehículos para esconder su nivel real de emisiones contaminantes.

Volkswagen propuso pagar 830 millones de euros (unos 900 millones de dólares) para cerrar un gran juicio que lo enfrenta a más de 400.000 clientes que exigen una compensación por sus autos equipados con motores diésel adulterados, indicó un portavoz del grupo automovilístico.

Sin embargo, el acuerdo "fracasó", al menos provisoriamente a raíz de "reivindicaciones exageradas" referidas a los honorarios de los abogados de la asociación de consumidores VZBV que lleva adelante esta primera demanda colectiva en Alemania en el marco del "dieselgate", agregó el portavoz.

"Volkswagen y VZBV llegaron a un acuerdo a una resolución amistosa por cerca de 830 millones de euros en total", explicó el grupo automovilístico en un comunicado transmitido a la AFP.

Este gran juicio de consumidores, que hasta ahora es la parte judicial más importante del escándalo que atormenta a la industria alemana del automóvil desde hace más de cuatro años, se inició a finales de septiembre.

Se acusa al grupo automovilístico de haber perjudicado deliberadamente a sus clientes instalando, sin su conocimiento, un programa informático que hace que el vehículo parezca menos contaminante de lo que es en realidad.

Ambas partes habían anunciado a principios de enero conversaciones sobre una resolución. Pero "la solución fracasó porque los abogados de la VZBV insisten en un pago de 50 millones de euros" de gastos y esto "sin pruebas concretas suficientes".

En la Bolsa de Frankfurt, el título cayó 0,57% a 171,56 euros hacia las 12H10 GMT, en un Dax en aumento del 0,25%.

El "dieselgate" salió a la luz en 2015 cuando Volkswagen admitió haber trucado 11 millones de vehículos para esconder su nivel real de emisiones contaminantes y, desde entonces, le costó a Volkswagen más de 30.000 millones de euros en gastos legales, multas e indemnizaciones, principalmente en Estados Unidos.

Los inversores también se reunieron para reclamar una indemnización por la drástica disminución de la acción del fabricante en los días siguientes a la revelación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario