La solución al problema del dinero "sucio" y los contagios innecesarios

Negocios

Expertos mundiales están viendo esta oportunidad para avanzar aceleradamente hacia toda clase de formas de servicios digitales financieros.

Si hay algo que esta pandemia está cambiando es el significado de dinero sucio y lavado de dinero, que pasó de ser algo metafórico a ser literal. ¿Qué hacer cuando el papel moneda, que pasa de mano en mano, puede ser foco de contagio?

Ya no es una pregunta retórica sino un problema real que enfrenta la sociedad día a día y que el Gobierno enfrentará a principios de abril cuando tenga que pagar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a cientos de miles de personas.

A su vez, la Secretaría de Asuntos Estratégicos del Gobierno de la Nación está pidiendo a todas las empresas de pagos digitales y comercio electrónico propuestas para incrementar el comercio electrónico y la difusión de medios de pagos digitales en la cuarentena.

La iniciativa del Gobierno está en consonancia con la problemática mundial en cuanto a la percepción del cash como “sucio” y que puede ser transmisor de contagio.

En los Estados Unidos alargaron los plazos de retención del dinero proveniente de Asia y Europa de 5 a 10 días mientras que China obligó a los bancos a esterilizar el dinero y luego a entregar sólo billetes nuevos (y esterilizados), si bien en el gigante asiático el 80% de los consumidores usaron pagos móviles en 2019.

Frente a esta situación es claro que los pagos sin contacto se volvieron una nueva opción para los consumidores que ahora son mucho más conscientes de lo que tocan fue la explicación que dio el CEO de la Asociación de Transacciones Electrónicas de los EE.UU., Jodie Kelly.

En la Argentina sucede lo mismo, ya que todas las Fintech ven crecer sus números de usuarios de forma cada vez más acelerada.

Si bien es difícil tener un cálculo total del mercado en estas instancias, nosotros vemos índices extraordinarios de movimiento y registros en nuestra app para envío de remesas de dinero.

Cabe mencionar que en la India hubo en 2016 una crisis temporal con el cash, pero que tuvo efectos duraderos para los pagos electrónicos. En un primer momento las transacciones electrónicas treparon 150% y luego se duplicaron semana a semana durante los tres meses que duró el problema.

Más inclusión financiera resuelve el problema del dinero “sucio”

Ahora bien, la tecnología está disponible y hasta ahora su uso está delimitado a una franja socioeconómica de medios y altos recursos. Pero qué pasa con el resto de la gente en países como el nuestro, cómo se puede incluir a aquellos que no tienen cuenta bancaria ni otras herramientas o servicios financieros.

Con este problema se encontraron por estos días lo que están planificando los pagos de los $10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Las largas colas y aglomeraciones de personas, en esta circunstancia, están totalmente descartadas.

Nuevamente la solución está disponible, ya que hoy tenemos la plataforma disponible por medio de una inscripción a través del celular las personas obtengan un código para cobrar por cajero electrónico. No es un sistema que no se hemos probado previamente, sino que ya lo hemos utilizado en Chaco, Corrientes, Chubut y otras provincias para pagos de diferentes subsidios.

El siguiente paso será en un futuro próximo que en vez de retirar el cash, esas personas puedan utilizar algún tipo de tarjeta como monedero de pago.

Dentro de las propuestas de las empresas al Gobierno figura habilitar la tarjeta SUBE para tal cosa, pero en realidad hay muchas posibilidades, ya que es un mercado abierto que puede ofrecer muchas posibilidades a personas que hoy no pueden ni siquiera ser calificadas crediticiamente.

Expertos mundiales están viendo esta oportunidad para avanzar aceleradamente hacia toda clase de formas de servicios digitales financieros. Como en el caso indio, esta crisis puede resultar en la integración de miles de personas a los nuevos sistemas de pago digitales, para que de este modo comience un círculo virtuoso de inclusión financiera.

* CEO de XCOOP.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario