Tesla retira sus autos que se manejan solos por problemas de software

Negocios

Varios videos publicados por usuarios de la versión 10.3 muestran que el sistema mostraba avisos de colisión frontal pese a la ausencia de amenazas y algunos vehículos incluso se frenaban automáticamente sin una causa clara.

Tesla retiró la última versión del software beta de su Conducción Autónoma Completa (FSD) menos de un día después de su lanzamiento, según comunicó el CEO de la compañía, Elon Musk en su cuenta de Twitter.

"Estamos teniendo algunos problemas con la versión 10.3, estamos retrocediendo temporales a 10.2", escribió Musk. El empresario subrayó que se trata de algo normal que con el software en formato beta sea imposible de comprobar todas las configuraciones de hardware en todas las condiciones posibles.

Embed

Este sistema avanzado de asistencia al conductor o autopiloto, lanzado el mes pasado ofrece por u$s10.000 adicionales algunas funciones de conducción autónoma en ciertos modelos de Tesla. Pese a su nombre, el sistema no es completamente autónomo y requiere de atención por parte del conductor. Mientras un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts concluyó que los conductores tiendan a ser menos atentos a la hora de utilizar el FSD, por lo que su uso conlleva potencialmente riesgos de seguridad. La versión 10.3 debía ser lanzada el viernes pasado, pero Musk tuiteó el sábado que habría que esperar un día más. "Irregularidades fueron detectadas durante los giros a la izquierda en semáforos. Se están realizando los ajustes", escribió Musk.

Varios videos publicados por usuarios de la versión 10.3 muestran que el sistema mostraba avisos de colisión frontal pese a la ausencia de amenazas y algunos vehículos incluso se frenaban automáticamente sin una causa clara. "Algunos conductores también se quejaron de la desactivación espontánea de autopiloto por problemas de control de velocidad", según informó TechCrunch.

El contratiempo se produce en un momento en el que Tesla se encuentra bajo el escrutinio de las autoridades sobre la seguridad de su tecnología de conducción semiautónoma. Tesla no respondió a las solicitudes de comentarios fuera del horario de trabajo habitual en Estados Unidos.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) abrió en agosto una investigación formal sobre la seguridad del sistema Autopilot de Tesla en 765.000 vehículos estadounidenses después de una serie de accidentes en los que se vieron involucrados modelos de Tesla y vehículos de emergencia.

Dejá tu comentario