Argentina expande la exportación de imágenes SAOCOM al mercado asiático

Negocios

Recientemente la empresa argentina VENG firmó acuerdos con las empresas Restec de Japón y BSED de China, con el objeto de comercializar las imágenes generadas por la constelación satelital SAOCOM en dichos países del continente asiático.  

La empresa nacional VENG, cuyo accionista mayoritario es la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), firmó un acuerdo el pasado 11 de noviembre con Restec (Remote Sensing Technology Center of Japan), una empresa con base en Tokyo especializada hace 45 años en soluciones basadas en datos satelitales. De esta manera, Restec podrá ofrecer a sus clientes, tanto en Japón como del resto del mundo, las escenas provistas por los satélites argentinos SAOCOM 1A y 1B.

Además de a Japón, los productos SAOCOM llegaron al mercado chino. A principios de septiembre de este año VENG firmó un acuerdo con BSED (Beijing Smart Earth Digital), una empresa establecida en 2012 con base en Beijing, para que puedan comercializar escenas SAOCOM en China. Estos acuerdos se suman a otros existentes con los que cuenta VENG y a otros nuevos que está actualmente negociando, como parte de su estrategia comercial para llevar rápidamente los productos SAOCOM al mundo.

Los satélites SAOCOM 1A y 1B, cuyas siglas significan “Satélites Argentinos de Observación con Microondas” de la CONAE, fueron lanzados al espacio desde Estados Unidos en los años 2018 y 2020, respectivamente, y viajaron a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa Space X que los inyectó en órbita. Ambos satélites poseen una antena SAR (Radar de Apertura Sintética por sus siglas en inglés) que recibe información en Banda L.

" Esta tecnología radar permite detectar información en cualquier horario (día y noche) y condición meteorológica (nuboso o despejado) y específicamente la Banda L, a diferencia de otro tipo de bandas, logra penetrar la vegetación y la superficie del suelo pudiendo generar mapas de humedad de vital importancia para la agricultura", especificó la empresa en un comunicado.

“Tanto los satélites argentinos SAOCOM 1A y 1B como el ALOS 2 de Japón, son los únicos tres actualmente operativos en el mundo que poseen, como instrumento científico, un radar de apertura sintética en Banda L. A pesar de que Japón contaba con esta tecnología, es una muy buena noticia que hayan decidido hacer esta alianza para ofrecer escenas SAOCOM en su país y en el mundo. Sin dudas, es un acuerdo que nos potencia a ambos como jugadores del mercado global de escenas satelitales”, explicó Adrián Unger, subgerente de Información Satelital de VENG.

Respecto a la utilidad de las escenas que genera la constelación SAOCOM, Unger aclaró: “Gran parte de nuestras escenas son utilizadas para generar stacks Interferométricos. Es decir, grupos de escenas tomadas a través del tiempo que, mediante una preselección que realizamos desde VENG, sirven como materia prima para estudios interferométricos. Estos estudios permiten detectar cambios en el terreno e infraestructura de pocos centímetros que pueden utilizarse para el monitoreo de deforestación, daños en infraestructura, alerta temprana de aludes, explotación minera y petrolera, entre otros usos”.

Dejá tu comentario