El coronavirus sigue golpeando a las automotrices: Toyota ganó 75% menos que hace un año

Negocios

El gigante automovilístico japonés Toyota anunció un beneficio neto de 158.800 millones de yenes (unos u$s1.500 millones) en el segundo trimestre de 2020.

El gigante automovilístico japonés Toyota anunció un beneficio neto de 158.800 millones de yenes (unos u$s1.500 millones), en el segundo trimestre de 2020, una caída anual del 74% vinculada a la pandemia.

El grupo prevé una caída ligeramente menor del beneficio neto para todo el año (-64%) a 730.000 millones de yenes ( u$s6.800 millones).

También confirmó su previsión de ventas y beneficios operativos para 2020/21, realizadas en mayo.

Los fabricantes de automóviles estuvieron entre los sectores más afectados por la crisis del coronavirus, y en Japón los contagios están experimentando un ascenso. Tres regiones registraron récord de casos y una cuarta decretó el estado de emergencia, aunque el primer ministro descartó por ahora declarar otra emergencia nacional.

Nagoya, donde está ubicada la fábrica central de Toyota, anunció un "estado de emergencia regional" por el aumento de los contagios, y el gobernador Hideaki Ohmura pidió a los comercios que cierren antes y urgió a la gente a quedarse en sus casas durante la noche. La medida continuará hasta el 24 de agosto, precisó, citado por la agencia de noticias japonesa Kyodo.

La prefectura de Osaka, la segunda más poblada, registró 225 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, rompiendo su anterior récord desde el inicio de la pandemia, que era de 221 contagios el 29 de julio.

La prefectura, cuya capital es Osaka y que ya acumula unos 5.000 infectados, ha reportado alrededor de 200 contagios casi todos los días en la última semana hasta ayer.

Después de poner su brote bajo un cierto grado de control, en mayo, y levantar restricciones recomendadas en abril, Japón ha experimentado un resurgimiento de la Covid-19 en semanas recientes, especialmente en zonas urbanas como Tokio y Osaka.

Sin embargo, el primer ministro Shinzo Abe descartó que sea necesario volver a declarar en su país el estado de emergencia sanitaria.

"El número de nuevas personas infectadas está aumentando a nivel nacional", reconoció Abe en declaraciones a los periodistas en la ciudad de Hiroshima, pero descartó que esos datos justifiquen la declaración de la alerta sanitaria.

La situación "es muy diferente desde la que había" cuando se declaró esta medida excepcional, en abril pasado, agregó.

Las prefecturas de Chiba y Kanagawa, vecina de la de Tokio, también informaron hoy de un récord de 76 y 119 casos en la jornada pasada, respectivamente.

En Tokio, en tanto, el Gobierno metropolitano anunció hoy 360 nuevos infectados, más que los 263 de ayer.

Tokio, de 14 millones de habitantes, marcó su récord diario de casos el sábado pasado, con 472.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario